14.324 relojes para "

Breitling

"
Marca
Modelo
Precio
Diámetro
Año
Lugar
Más
Your selection

Your selection

Your selection

Sorry, your search did not match any items
Your selection

Sorry, your search did not match any items
Your selection

Sorry, your search did not match any items
Basic information
Tipo de reloj
Referencia
Más...
Nuevo/usado
Disponibilidad
Género
Estado
Más...
Volumen de suministro
Characteristics & functions
Cuerda
Material de la caja
Más...
Esfera
Más...
Cristal
Más...
Funciones
Más...
Alto
Más...
Material luneta
Más...
Esfera con números
Resistente al agua
Más...
Otros
Más...
Correa
Material de la correa
Más...
Ancho de correa
Más...
Color de la correa
Más...
Material de cierre
Más...
Cancelar

Ordenar por

Breitling Chronomat Evolution Edition Limitee MEDCUP TP52 27/30 Breitling Chronomat Evolution Edition Limitee MEDCUP TP52 27/30 ES 21 2013 14.800 

Breitling: independiente e indestructible desde 1884

Pocas casas relojeras están tan estrechamente vinculadas con la aviación como Breitling. Su catálogo incluye cronógrafos mecánicos y modelos de alta tecnicidad capaces de ofrecer precisión, fiabilidad y robustez en la tierra, el cielo o el mar.

Lo más destacado de los relojes Breitling

  • Navitimer: prestigioso reloj de piloto con una función de cálculo
  • Aloja un calibre de propia fabricación desde el 2009, fabricante independiente
  • Todos los movimiento mecánicos desde 1999 ostentan un certificado de cronometría
  • Superocean, Avenger II Seawolf: los relojes de buceo de la marca
  • Professional Emergency con baliza de emergencia

Breitling: el proveedor de los relojes para la aviación

La casa Breitling se caracteriza por ser la número uno para satisfacer las exigencias en el ámbito de la navegación aérea. Su amplia oferta presenta desde relojes legendarios como el Navitimer hasta piezas de tecnología punta con movimientos de cuarzo y funciones que se adaptan a la aviación moderna. La alta calidad, junto con la funcionalidad y robustez, forman parte de la esencia de los valores de la firma.
Esta casa suiza no se limita a crear relojes para la aviación, sino que también se especializa en la creación y desarrollo de herramientas técnicas y profesionales como los relojes de buceo de la colección Superocean y Avenger. Breitling ofrece una amplia selección, con una docena de series en las que los movimientos mecánicos son los protagonistas.
El éxito de Breitling se debe en gran parte a la independencia que le ha permitido disfrutar de la libertad de elegir su propio rumbo. Leon Breitling fue el individuo responsable de fundar la compañía en el año 1884.
Desde entonces, la casa se ha esforzado por alcanzar objetivos y cosechar triunfos. Entre ellos destacamos la incorporación a su lista de clientes de la Royal Air Force británica en 1936, o el suministro de modelos Chronomat estrenados en el año 1942 para la fuerza aérea de los Estado Unidos. A principios de los años sesenta, Breitling desarrolló una versión del icónico Navitimer graduado sobre 24 horas en lugar de 12 horas para diferenciar el día de la noche. El astronauta Scott Carpenter se ciñó este reloj a su muñeca en la expedición espacial en 1962.
En el año 1979, en plena crisis del cuarzo, Willy Breitling vendió la empresa al piloto y empresario Ernest Schneider. Él puso de nuevo en pie la compañía. Actualmente, Breitling se encuentra en manos de la familia.

Relojes Breitling: asesoramiento de compra

Una excelente legibilidad, fiabilidad y funcionalidad son las características esenciales de los relojes para pilotos. Si usted está buscando un reloj de alta calidad, entonces debe considerar seriamente la gama de relojes Breitling. Desde hace 60 años, el modelo Navitimer se presenta como el reloj estrella de la marca. Un Breitling Navitimer sin estrenar y fabricado en acero inoxidable cuesta alrededor de los 5000 euros. La variante de oro rojo empieza a partir de los 14 000 euros. Los Navitimer vintage de la década de los sesenta alcanzan los 4000 euros y se identifican con la referencia 806. En algunos casos puntuales, estos relojes superan los 6000-7000 euros. En sí, el Navitimer no lleva ninguna calculadora en su interior, este reloj presenta una redondeada regla de cálculo para visualizar los datos del vuelo. No obstante, si busca un reloj más sencillo sin tantos pequeños números y líneas en la esfera, le recomendamos que eche un vistazo a la colección Chronomat. Los relojes de esta serie se distinguen por su alto grado de hermeticidad. Por ejemplo, el Chronomat 44 Airborne ofrece 500 m (50 bares) de resistencia a la profundidad.
Breitling se sumerge en el agua con la colección Superocean. Los precios de estos relojes de buceo empiezan a partir de los 2000 euros (sin estrenar). Estos ejemplares son sin duda una interesante alternativa al Rolex Submariner. Lo mismo ocurre con el modelo Avenger II Seawolf que, sin estrenar, ronda los 2500 euros. Si usted desea comprar un reloj diver de alto rendimiento, el Breitling Avenger II Seawolf se adapta a las más duras exigencias con sus 3000 m (300 bares) de hermeticidad.
La colección Transocean se dirige a un público que busca un reloj más clásico y elegante. Un cronógrafo nuevo y fabricado en oro rojo alcanza los 14 000 euros. Un poco más asequible se presenta el modelo Transocean Chronograph 1461. La versión fabricada en acero inoxidable cuesta alrededor de los 6500 euros e integra una complicación adicional: una función de fase lunar.
Si usted busca el límite de lo imposible, liberar adrenalina y vivir nuevas experiencia, el Breitling Professional Emergency puede ser su compañero de aventuras infalible. Este reloj integra una baliza de emergencia que emite una señal de alerta internacional en un radio a gran distancia.

La información de compra más importante

  • Navitimer nuevo por aprox. 5000 euros
  • Los primeros ejemplares se identifican con la referencia 806
  • En el ámbito de los relojes vintage, Breitling ofrece una amplia selección
  • Los modelos de los años cincuenta y sesenta son una excelente inversión

Breitling Navitimer: el número uno del catálogo

El modelo Navitimer es el modelo de la casa Breitling que todos conocen. Lanzado en el año 1952, este icónico reloj de aviador con su característica esfera de color negro y su regla de cálculo circular es una de las joyas técnicas más admiradas de la compañía que ha contribuido a la evolución de la navegación aérea durante décadas. Este extraordinario cronógrafo es una herramienta capaz de calcular datos relacionados con la velocidad, el tiempo de vuelo, la velocidad de ascenso y descenso, así como el consumo de queroseno. Sin lugar a duda, los instrumentos de vuelo a bordo de la cabina del avión proporcionan actualmente este tipo de información. Sin embargo, pocos pueden resistirse al encanto de ceñirse un Navitimer a la muñeca. Esa sensación de tener una joya de relojería en las manos es el valor añadido que solo los amantes de la relojería pueden entender.
Con tan solo echar un vistazo a su calibre, entendemos el valor que representa esta pieza. Breitling 01 es el nombre que esta casa relojera ha elegido para bautizar al primer movimiento desarrollado en sus talleres. El calibre automático cuenta con una función de cronógrafo que mide intervalos de tiempo de hasta 12 horas, y dispone de una reserva de marcha de 70 horas. Breitling ofrece en la versión básica de este modelo una caja de 43 mm fabricada en oro rojo de 18 quilates o acero inoxidable sumergible a 30 m (3 bares). Sin embargo, también presenta versiones de 46 o 48 mm con complicaciones adicionales tales como una aguja para visualizar una segunda zona horaria. Cabe destacar que, con el modelo Montbillant, la casa relojera ofrece un reloj de aviador con una esfera blanca muy similar al Navitimer que también aloja el preciado calibre 01.

Breitling Emergency: el reloj que ha salvado vidas

Otro reloj de piloto legendario —aunque de otra clase— es el Emergency de la colección Professional. Lanzado en 1995, este instrumento de alta tecnicidad destinado para las operaciones de rescate cuenta con un emisor operativo en la frecuencia de emergencia aeronáutica 121,5 MHz. Ayuda a localizar y salvar a personas en situaciones de emergencia en tierra o en el mar a una distancia aproximada de 170 km. Este novedoso mecanismo permitió salvar la vida de dos pasajeros británicos en el 2003 después de que su helicóptero se estrellara en la Antártida. La versión más reciente de este modelo se llama Emergency II y está dotado de un emisor internacional de alerta por satélite que emite la señal de emergencia desde la frecuencia 406,04 MHz.
Esta hazaña tecnológica funciona con una batería recargable que tiene una duración aproximada de dos años y medio. También ofrece funciones como un temporizador de cuenta atrás, doble huso horario y una alarma. Aloja un movimiento de cuarzo Breitling 76 termocompensado altamente preciso y cuenta con una indicación tanto analógica como digital. La caja fabricada en titanio de color negro presenta un excepcional diámetro de 51 mm, una altura de 21,6 mm y pesa 144 gramos (sin la pulsera).

Relojes de buceo hasta 3000 m

El Superocean es un reloj herramienta diseñado para sumergirse en las profundidades marinas. Tiene todas las características de un reloj diver: sumergible a 20 bares de profundidad (200 m), dispone de un bisel giratorio unidireccional para calcular los intervalos de inmersión, así como agujas luminiscente y la marca del cero sobre el bisel fluorescente. Su corona enroscada de doble junta protege al reloj de posible daños. La versión más pequeña del Superocean presenta una caja de acero inoxidable de 36 mm, aunque Breitling también ofrece diámetros de 42 o 44 mm. De la misma manera, ofrece diferentes grados de hermeticidad como por ejemplo 50 bares en el modelo Superocean II 42, que corresponde a 500 m de profundidad. Otro modelo que ofrece características similares es el Omega Seamaster Planet Ocean. Ambos son relojes de excelente calidad, aptos para inmersiones profundas. Sin embargo, la Breitling presenta otro modelo con mayor grado de resistencia. El Superocean Chronograph M2000 soporta una profundidad de 2000 m y ofrece una caja de 46 mm. Asimismo, dispone de un movimiento de cuarzo, mientras que las otras versiones de la colección alojan calibres mecánicos de cuerda automática.
La colección Superocean no es la única que ofrece relojes de submarinismo. La serie Avenger también cuenta con divers profesionales capaces de desafiar el fondo marino. Entre ellos el Avenger II Seawolf, que presenta una resistencia a 300 bares de profundidad (3000 m) y alberga un calibre automático Breitling 17.
La colección Superocean Heritage reúne relojes de buceo inspirados en los emblemáticos modelos de los años cincuenta. Herméticos hasta 20 bares (200 m), estos relojes ofrecen las mejores prestaciones técnicas para el submarinismo deportivo. Su bisel unidireccional con sistema de trinquete está disponible en los colores negro, azul, y verde, así como en oro rojo.

El Chronomat: mide tiempo y velocidad

La escala taquimétrica plasmada sobre los cronógrafos de la colección Breitling Chronomat nos revela que estos relojes están estrechamente vinculados con la velocidad, o mejor dicho, con la medición de la velocidad. La escala se encuentra entre el cristal y el borde esconzado de la esfera, es decir, lo que se conoce como réhaut. Breitling ha aprovechado adicionalmente este realce para acoplar el bisel giratorio de los Chronomat. Como parte de su función de cronógrafo, esta serie presenta un pulsador de gran tamaño y dos subesferas con contadores que permiten visualizar el tiempo transcurrido hasta un máximo de 12 horas. Entre los modelos más deportivos se distingue el modelo Chronomat 44 Raven. Su caja y su esfera de color negro profundo contrasta con el réhaut, las agujas pequeñas de los totalizadores y los números sobre el bisel plasmados en un tono naranja casi fluorescente. El toque original del 44 Raven destaca entre la línea sobria y clásica de Breitling.
La colección Chronomat también ofrece modelos con doble huso horario. Con su escala taquimétrica y su función de cronógrafo, estos relojes se presentan como una excelente alternativa a los emblemáticos Rolex Daytona y Omega Speedmaster.

Breitling Transocean: simple o complicado, pero siempre elegante

Las similitudes que comparten algunos de los relojes de las casa Breitling y Omega se manifiesta en las colecciones más clásicas y elegantes de estas dos firmas. La De Ville de la marca suiza Omega, se asemeja a la Transocean de Breitling con relojes sutiles de tres agujas y una visualización para la fecha y el día. Otras piezas maestras de la relojería mecánica de Breitling es el Transocean Chronograph 1461. Con un movimiento compuesto por 450 elementos, esta joya es admirada por su función de calendario que solo tiene que corregirse cada 1461 días, es decir cada año bisiesto.

El Exospace B55: el reloj inteligente de Breitling

Mientras que el modelo Transocean Chronograph 1461 se distingue por brindar un alto grado de tradición relojera, el Exospace B55 se presenta como el modelo más tecnológico y moderno del catálogo de Breitling. Este novedoso reloj pone los teléfonos inteligentes a su servicio a través de la conexión Bluetooth con el fin de incrementar su funcionalidad. El Exospace B55 está dotado de una gran cantidad de funciones: cuenta con hasta 7 alarmas despertador, hora universal UTC, temporizador de cuenta atrás, y un cronógrafo que ofrece las mejores prestaciones adaptadas a las exigencia de los pilotos. El calibre B55 es el encargado de dar vida a esta proeza tecnológica que es diez veces más precisa que los mecanismos de cuarzo estándar. Y, por si fuera poco, el suministro de electricidad no se realiza mediante pilas, sino a través de una batería recargable. El precio del Exospace B55 alcanza los 6500 euros.

Acrobacias aéreas del Breitling Jet Team

El compromiso de Breitling con la aviación se ha manifestado de muchas formas a lo largo de su historia. De hecho, actualmente cuenta con Albatros L-39 y su propia patrulla profesional civil de acrobacias aéreas: el Breitling Jet Team. Igual de extraordinario y fascinante es el equipo de acróbatas aéreas: las Breitling Wingwalker, un grupo femenino que ejecuta coreografías en pleno vuelo sobre las alas de unos biplanos. ¡Y esto no es todo! La casa relojera suiza también patrocina la restauración y conservación de uno de los aviones más históricos en Europa, el Lockheed Super Constellation. Este cuatrimotor de hélices apodado "Connie", revolucionó la aeronáutica civil de larga distancia en la década de los cincuenta. Actualmente, el Breitling Super Constellation con matrícula HB-RSC se encuentra aparcado en Suiza.
Las comparaciones son odiosas, pero, de alguna manera, los relojes Breitling guardan una enorme similitud con los de la casa Omega. Sin embargo, para aquellos que buscan relojes con características similares, pero con una inversión un poco menor, las marcas Fortis o Sinn se deben tener en consideración.