5.902 relojes para "

Panerai

"
1 - 30 de 5.902 resultados
Vista
Ordenar por

En Chrono24 encontrará en total 3.382 relojes nuevos Panerai y 2.112 relojes Panerai de segunda mano.

Panerai: La marca italiana de culto

Panerai, la marca de relojes de alta gama, se distingue por su robustez, precisión y funcionalidad. Su estética de marcado carácter mezcla tradición, innovación y diseños italianos únicos.

Con una estética absolutamente imponente, los relojes Panerai se distinguen por no pasar desapercibidos. Sus impresionantes cajas de 42 a 48 mm son la seña de identidad de la casa que ofrece sus modelos más recientes inspirados en los primeros instrumentos de precisión fabricados por esta firma entre la década de los treinta y los cincuenta para la Marina Real Italiana. La colección Luminor, una de las más prestigiosas de esta marca, se caracteriza por lucir el inconfundible puente protector de la corona que garantiza el hermetismo de la caja. Actualmente, son muchos los que se han rendido a los pies de esta casa italiana, entre los que se encuentran grandes estrellas del cine como Sylvester Stallone. Él mismo pidió una serie especial de los Luminor llamada "Slytech" durante el rodaje de la película "Pánico en el Túnel" ("Daylight"). También el actor, político y culturista Arnold Schwarzenegger se declaró un fiel admirador de la marca cuando rodó Eraser (Eliminador) con su Luminor Marina en la muñeca. En España, también hay personalidades del mundo de la cultura y la política que se han dejado ver luciendo un Panerai. Entre ellos, el Rey Don Felipe de Borbón, el Ministro de Economía y Competitividad Luis de Guindos, o el actor Antonio Banderas.
En el año 1936, la compañía Officine Panerai creó el primer prototipo del modelo conocido actualmente comoRadiomir. Este se fabricó exclusivamente para el cuerpo de submarinismo de la Armada Real Italiana. En la actualidad, el Radiomir presenta una imponente caja de 47 mm que se asemeja mucho al sobredimensionado Rolex Oyster, algo que que además, no es ninguna casualidad. De hecho, Panerai realmente basó la construcción de esta pieza en el reloj de la casa Rolex. Hoy en día, la marca florentina ofrece cuatro colecciones: Radiomir, Radiomir 1940, Luminor y Luminor 1950. Las series 1940 y 1950 ofrecen modelos con una aura muy especial que conservan las características más atractivas de las piezas que se crearon en aquellas décadas. El variado catálogo de Panerai también presenta cronógrafos, modelos con tres agujas y un segundo huso horario, calibres de cuerda mecánica y automática, así como modelos con Tourbillon. En el año 1997, Officine Panerai fue adquirida por el Grupo Richemont, y en el año 2002 inauguró su primera manufactura en la localidad suiza de Neuchâtel.

La filosofía estética de la marca florentina

La estética de los Radiomir y Luminor apenas ha experimentado cambios en los últimos 70 años. La estable continuidad es una de las claves del éxito de esta casa que cuenta con un gran número de aficionados alrededor del mundo. Conocidos como "Paneristis", los seguidores de Panerai declaran su admiración por la ingeniería mecánica de los relojes italianos que se distinguen por presentar una línea muy definida que se basa en cajas robustas en forma de cojín fabricadas en acero inoxidable con esferas que visualmente transmiten una sensación de mayor magnitud gracias a la extraordinaria nitidez y limpieza de su grafismo. Su inconfundible dispositivo protector en forma de media luna a la derecha de la carrura, y los número arábigos, se han mantenido inalterados con el paso del tiempo. Entre las décadas de los treinta y cincuenta, estos relojes se construyeron bajo estrictos criterios para satisfacer las más altas exigencias de los buzos militares italianos. Una funcionalidad y técnica que ha perdurado hasta nuestros días, y se ha establecido como valor de la marca italiana. Además, sin lugar a duda, su esfera negra, junto con su característica protección de la corona, y sus índices, agujas y marcadores luminosos hacen parte del concepto estético actual de Panerai que a tantos ha logrado cautivar.

Los calibres de manufactura de Panerai

Desde el año 2005, Panerai presume de pertenecer al selecto grupo de manufacturas suizas. Hasta ese año, la fabricación de los movimientos de sus relojes provenían de uno de los principales proveedores de calibres, ETA, una empresa del Grupo Swatch. Sin embargo, Panerai también alojó movimientos de otras marcas como Zenith y Jaeger-LeCoultre. Entre los calibres más utilizados por la casa italiana está el Valjoux 7750 (sin función de cronógrafo), y el calibre de cuerda mecánica, Unitas 6497.
Panerai inició una nueva era con la apertura de su manufactura y la creación del calibre mecánico P.2002 lanzado en el año 2005. Este movimiento se caracteriza por presentar 31 mm de diámetro y 6,6 mm de altura en el que acopla un total de 247 componentes en su interior. Los tres barriletes en serie garantizan una reserva de marcha de ocho días, y ofrece una visualización de la autonomía en la esfera de forma lineal. El calibre late a 4 Hz, es decir 28 8000 alternancias por hora (a/h), y cuenta con una función de puesta a cero del segundero que permite ajustar el reloj con mayor precisión. Tan solo hay que tirar de la corona hasta la segunda posición para que el pequeño segundero se coloque inmediatamente a cero, y una vez que la corona vuelva a su posición inicial, el segundero recuperará su ritmo habitual sincronizando el reloj de manera exacta. Además, el movimiento también ofrece una función GMT con indicador de 24 horas posicionado a las 3 horas, y un ajuste rápido de la hora local.
Por otro lado, el calibre P.2003, la versión automática del P.2002, se compone de 296 piezas y luce un tamaño de 31 mm de diámetro por 8 mm de altura. En comparación con el P.2002, este calibre ha aumentado su grosor en 1,4 mm debido al posicionamiento del rotor de cuerda con la inscripción "Officine Panerai" en el centro. La masa oscilante carga los barriletes a medida que rota en ambos sentidos alcanzando una autonomía de 10 días.
El calibre P.2004 es el más adecuado para los cronógrafos de cuerda manual. Este ha sido el primer movimiento con función de cronógrafo manufacturado por la casa Panerai que presenta una altura de 8,2 mm y alberga 321 piezas minuciosamente colocadas en su interior. Posee un único pulsador posicionado a las 8 que controla la puesta en marcha, la parada y la puesta a cero del cronógrafo. Además, al igual que el P.2002, este calibre cronógrafo ofrece una reserva de marcha de ocho días y cuenta con una función GMT con indicador de la fecha.

El calibre P.2005 con Tourbillon

El calibre de cuerda manual P.2005 con Tourbillon es una pieza construida con una maestría única. Este sofisticado regulador fue inventado por el padre de la relojería Abraham Louis Breguet en el siglo XIX. El innovador dispositivo formado por una jaula giratoria que aloja la rueda de escape y el conjunto de volante y espiral, realiza un giro completo cada minuto anulando los efectos de la fuerza de gravedad ejercida sobre los relojes. Uno de los aspectos más sorprendentes del calibre P.2005 de Panerai es que, a diferencia del clásico Tourbillon, la jaula del P.2005 rota completamente en 30 segundos sobre un eje perpendicular al volante que logra neutralizar mucho mejor los errores de precisión. La belleza de este complejo mecanismo, junto con sus 239 piezas que aseguran una reserva de marcha de seis días, se pueden admirar a través del fondo transparente que curiosamente no se encuentra —como suele suceder generalmente—al anverso del reloj.

Tradición desde 1860

La fascinante historia de esta marca familiar se remonta al año 1860 cuando Giovanni Panerai abrió una pequeña relojería que incluía una escuela de formación relojera en la ciudad de Florencia. Con su pequeño taller, Panerai tenía toda la intención de continuar con los pasos que Leonardo da Vinci y Galileo Galilei asentaron en el ámbito de la relojería. Es muy difícil reconstruir la historia de esta empresa familiar, ya que toda la documentación desapareció durante las inundaciones de la ciudad de Florencia en 1966, pero lo que si se sabe con certeza es que a principios del siglo XX la relojería pasó a llamarse "Orologeria Svizzera" (relojería suiza). En el año 1920 el negocio empezó a ser dirigido por Leon Francesco, hijo de Giovanni Panerai. Guido, el nieto del fundador, también se unió a la compañía e inició la importación de piezas individuales desde suiza que se ensamblaban y regulaban en el propio taller con los relojeros formados en la escuela de la misma empresa de la familia Panerai.
La familia propietaria del negocio "Orologeria Svizzera" se estableció por completo en el mercado y logró convertirse en una auténtica empresa que gozó de gran prestigio a principios del siglo XX. Además de dedicarse a la comercialización de relojes de lujo como Jaeger-LeCoultre, Ulysse Nardin, Vacheron Constantin y Rolex, la familia también se especializó en la venta al por mayor de relojes y accesorios, así como joyería y reparación de piezas. Entre los clientes más destacados se encontraban las personalidades más influyentes de la escena florentina, como las familias de la alta sociedad, incluida la familia real italiana.

Estrecha colaboración con la Marina Real italiana

En el año 1910 Giuseppe Panerai envió una carta al Almirante de la Marina Real Italiana, con la intención de comenzar una próspera colaboración. Inicialmente, el taller de Panerai empezó a proporcionar cronógrafos de bolsillo, y entre los años 1910 y 1914, trabajó conjuntamente con el subteniente Carlo Ronconi en la fabricación de herramientas luminiscentes que mezclaba radio con otros componentes capaces de permitir el uso de los dispositivos en la más absoluta oscuridad. Después de poner a prueba el novedoso material luminiscente, la Marina Real Italiana empezó a recibir numerosos productos fluorescentes de la Officine Panerai. En una inscripción francesa de patentes del año 1916, se registra por primera vez el nombre "Radiomir", un denominación derivada de la combinación de los términos "radio" y "mira". El proyecto militar continuó desarrollándose y Panerai suministró una gran cantidad de herramientas tales como brújulas, barómetros, medidores de profundidad y linternas acuáticas.
Tres años antes de la Segunda Guerra Mundial del año 1939, Panerai desarrolló el primer prototipo del Radiomir. Los comandos de la Marina Real Italiana sometieron varios relojes de buceo de diferentes fabricantes a varios tipos de pruebas. Finalmente, los italianos eligieron el Panerai por su excelente resistencia y el alto rendimiento. Su esfera se caracterizaba por presentar una combinación de números arábigos y romanos, y el número 12 se identificaba por su forma de triángulo. La correa de cuero era altamente resistente al agua y, por supuesto, presentaba una robusta caja de 47 mm, una característica que aún sigue patente en los modelos actuales. De aquel reloj construido para combatir se crearon tan solo 10 ejemplares.
En el año 1938, el Radiomir se convirtió en el compañero de batalla fiable y robusto de los comandos italianos "Gamma". Al primer prototipo del año 1936 se le realizaron algunas mejoras tales como la indicación de las 3, 6, 9 y 12 en números arábigos, y se reemplazó el disco de metal de la esfera por una especie de estructura doble —una técnica verdaderamente innovadora para la época—. Un lado estaba revestido de "Radiomir" y sobre esta capa se encontraba un segundo disco individual donde se plasmaron los índices de las horas y los números. La luminiscencia era tan fuerte que los buzos militares se vieron obligados a cubrir el reloj para no ser vistos por el enemigo. En la década de los cuarenta, los relojeros renovaron la caja del reloj y optimizaron las asas para ofrecer mayor estabilidad bajo el agua. Además, también sustituyeron la corona cónica por una cilíndrica. Como último dato importante, cabe destacar que dentro de este asombroso reloj latía un calibre Cortébert 620.
Durante la década de los cuarenta, Panerai también trabajó desarrollando el elemento que se ha convertido en su seña de identidad: la protección de la corona en forma de media luna que garantiza su hermeticidad. ¡Y no solo eso! este dispositivo protector también fue desarrollado con la finalidad de ofrecer mayor resistencia a los golpes y posibles daños. Este icónico elemento se encuentra actualmente en todos los modelos de la colección Luminor. Asimismo, la casa lanzó la una nueva sustancia luminiscente a base de tritio llamada "Luminor", sustituyendo el revestimiento de radio que se había utilizado hasta finales de los años cuarenta. No obstante, el motor del reloj no cambió y Panerai continuó alojando el calibre de cuerda manual Cortébert.

El secreto del éxito de Panerai

Sin duda, Panerai es una marca de antaño que se distingue por ofrecer relojes únicos con un estilo que despierta pasiones por su sólido carácter y su historia familiar. Diseñados originalmente para satisfacer las necesidades de los militares, los Panerai cautivan con su alta precisión, funcionalidad y rendimiento. Estrellas como Sylvester Stallone y Arnold Schwarzenegger se han declarado seguidores incondicionales de estos relojes italianos que se han convertido en una marca de culto. Tras haber sido adquirida por el grupo Richemont y haber recibido un empuje financiero en el año 1997, la marca reforzó sus estrategias de marketing e invirtió en innovación y desarrollo con la apertura de una nueva sede en Neuchâtel donde inició una nueva etapa con la construcción de sus propios calibres. Actualmente, las colecciones Radiomir y Luminor presentan piezas que dejaron de ser de uso militar y pasaron a ser joyas de relojería admiradas por su técnica e inconfundible diseño.

Principales modelos de Panerai
Luminor | Luminor 1950 | Special Editions | Radiomir | Radiomir 1940 | Ferrari