2.514 relojes para "

Seiko

"
1 - 30 de 2.514 resultados
Vista
Ordenar por

En Chrono24 encontrará en total 1.521 relojes nuevos Seiko y 459 relojes Seiko de segunda mano.

Seiko: tecnología y tradición relojera nipona

Seiko es una de las marcas relojeras más innovadoras del mercado. Su fascinación por la relojería y su vocación por la última tecnología hacen de esta casa nipona la protagonista de los hitos más importantes de la relojería moderna.

Lo más destacado de Seiko

Grand Seiko

  • La colección más emblemática de la casa
  • Estética atemporal y sutil
  • Movimientos de manufactura

Spring Drive

  • Mecanismo híbrido
  • Precisión de cuarzo
  • Agujas de movimiento continuo

Prospex

  • Hermético hasta 1000 m
  • Movimientos automáticos

Amplia selección de productos

La gran capacidad de innovación de Seiko en el ámbito de los movimientos relojeros es una de sus principales características, así como la irresolución de la cuadratura de un círculo, muchos creían que la creación de un calibre híbrido —conocido por los amantes de la relojería como meca-quartz— era absolutamente imposible de desarrollar. Sin embargo, la voluntad de la casa japonesa por desafiar lo "improbable", dirigió a la compañía a ser la protagonista de algunos de los hitos más importantes de la relojería moderna. Actualmente la compañía nipona ofrece una amplia gama de relojes alimentados por la energía solar, así como modelos tradicionales con calibres mecánicos o versiones con movimientos de cuarzo.

Grand Seiko: a la altura del las manufacturas suizas

La marca ha logrado consolidarse en el sector de la alta relojería con la colección Grand Seiko. Lanzada en el año 1960, esta serie aloja movimientos mecánicos capaces de competir con el arte relojero suizo. De hecho, estos relojes no solo comparten los mismo estándares de calidad de las manufacturas de Occidente, también su precio ronda cifras exorbitantes. Por ejemplo, el Grand Seiko 9S puede llegar a superar los 6000 euros. En sí, los modelos de la serie 9S se presentan con una estética clásica y elegante, ofrecen cajas de 40 mm fabricadas en acero inoxidable, y deslumbran con agujas de estilo dauphin e índices horarios tipo bastón que refuerzan el carácter armonioso adecuado para lucir en cualquier ocasión.
Las versiones más exitosas de la colección 9S están dotadas con movimientos automáticos de alta frecuencia. Normalmente, los calibres oscilan a 21 600 o 28 800 alternancias por hora, sin embargo, el Grand Seiko con movimiento 9S85 o 9S86, alcanza una increíble precisión latiendo a 36 600 a/h (5 Hz). No obstante, para aquellos que buscan aún más precisión, los relojes del tipo 9F ofrecen calibres de cuarzo, cuyo margen de desviación en un año es tan solo de 10 segundos. En esta serie es posible encontrar dos modelos dirigidos a los amantes del submarinismo que se distinguen por ofrecer dos colores diferentes en la esfera —negro o blanco—, y cumplen con los estándares básicos para relojes de buceo: resistencia al agua de 200 m (20 bar), un bisel giratorio unidireccional, e índices luminiscentes.
Los Grand Seiko con la técnica más sorprendente se encuentran en la serie 9R. Dotados con los calibres que han revolucionado la historia de la relojería moderna, estos relojes ofrecen la avanzada tecnología Spring Drive. Su funcionamiento se basa en el principio de los relojes automáticos utilizados durante décadas. La energía se almacena en el muelle real suministrada a través del movimiento natural del brazo o de la carga manual, y libera gradualmente la tensión consiguiendo de esta manera un movimiento continuo —y perfecto— de las agujas.

Spring Drive: la maestría mecánica fusionada con la precisión del cuarzo

Los ingenieros japoneses han conseguido combinar la tradición relojera mecánica con las mejores prestaciones de la precisión del cuarzo en el mecanismo Spring-Drive. En él, el muelle real proporciona energía a un regulador de triple sincronización que convierte la energía en electricidad para alimentar el cristal de cuarzo. Al mismo tiempo, se genera una fuerza magnética que regula la velocidad de la rueda de deslizamiento girando ocho veces por segundo. Esto es lo que permite el movimiento continuo y preciso de las agujas. El generador electromagnético regula la velocidad de rotación de la rueda a través de las oscilaciones del cuarzo y corrige cualquier error. Por ejemplo, si la rueda se mueve demasiado rápido, el freno electromagnético se encargará de moderar su velocidad. Este mecanismo permite sustituir el sistema de escape de los relojes mecánicos tradicionales asegurando mayor precisión. Seiko garantiza una desviación de tan solo un segundo al día en todos los relojes con tecnología Sping Drive. Sin embargo, los usuarios afirman que han experimentado desviaciones de uno o dos segundos a la semana. Por último, cabe señalar que la reserva de marcha completa tiene una duración de 72 horas.
Seiko patentó el mecanismo Spring-Drive en el año 1982, y en 1998 presentó oficialmente una edición limitada de la primera versión en la feria de Basilea. Durante los siguientes siete años, la casa nipona perfeccionó el sistema, hasta que finalmente en el año 2005 la técnica estaba absolutamente depurada para salir al mercado internacional. Sin lugar a duda, este tipo de relojes lograron deslumbrar especialmente con el suave movimiento de las agujas que se deslizan de manera continua sin generar ningún tipo de ruido o "salto" como ocurre en los relojes mecánicos o de cuarzo.

Kinetic: energía a través del movimiento

Antes de empezar a desarrollar la tecnología Spring Drive, Seiko ya había logrado sorprender al mundo con otro invento que revolucionó la relojería moderna : Kinetic, un mecanismo que utiliza el movimiento como fuerza de energía. Su funcionamiento es mucho más sencillo que el mecanismo Spring Drive. De hecho, los relojes que alojan la tecnología Kinetic presentan las mismas características de un movimiento de cuarzo, sin embargo, la energía no es proporcionada a través de las pilas convencionales, sino mediante una batería de iones de litio. El rotor del reloj transforma la energía proporcionada a través del movimiento del brazo o la muñeca para cargar la batería. En 1986, Seiko presentó el primer prototipo con su revolucionario sistema en la feria de Basilea. No obstante, hasta el año 1991 lanzó oficialmente al mercado los primeros relojes bajo la denominación "Kinetic". Desde entonces, Seiko ha mejorado y perfeccionado dicha tecnología y ha vendido millones de relojes alrededor del mundo. En el 2007, la multinacional japonesa presentó los Kinetic Direct Drive con una tecnología que no solo genera energía a través del movimiento dinámico de la muñeca, sino también girando la corona. Además de la colección Kinetic, Seiko ofrece relojes con este innovador sistema en sus series Sportura y Premier.
La marca nipona también ha desarrollado paralelamente relojes que utilizan la energía solar para su funcionamiento. Las fotocélulas son las encargadas de transformar la luz solar en energía para poner en marcha el cristal de cuarzo que, con su oscilación, carga la unidad eléctrica que deja fluir la energía e impulsa el movimiento de las agujas. Especialmente la colección Astron se distingue por utilizar fundamentalmente la energía solar para ofrecer características técnicamente avanzadas como la precisión mediante las señales de GPS. Por ejemplo, el Astron GPS Solar permite ajustar la hora mediante un pulsador —o una vez al día de manera automática— recibiendo la señal horaria de diferentes satélites GPS. De esta manera, los satélites determinan desde el reloj la ubicación, la zona horaria, así como la hora exacta proporcionada por los relojes atómicos. De hecho, los satélite GPS dotados de un pequeño reloj atómico se desvían un segundo por cada 10000 años. Su señal llega incluso a las zonas más remotas del planeta Tierra, mientras que los relojes radiocontrolados se limitan a un radio de 2000 km. Por último, cabe señalar que Citizen, el rival más fuerte de la casa Seiko, ofrece relojes con una tecnología similar conocida como «Satellite Timekeeping System» o sistema de cronometraje vía satélite.

Astron, un diseño a la italiana

Una de las ediciones especiales del Astron GPS Solar fue diseñada por el prestigioso diseñador industrial italiano Giorgetto Guigiaro. Conocido por haber esbozado los diseños de multitud productos como el VW Golf I, el Lotus Esprit o varios Alfa Romeo, así como el diseño de las cámaras Nikon Reflex, este gran profesional de extraordinaria creativa también fue el responsable de concebir el reloj deportivo con más carácter de la casa Seiko. Fabricado en titanio de color negro, presenta un diámetro de 44,6 mm, y ofrece un cronógrafo de hasta seis horas en incrementos de 1/5 de segundo. Asimismo, luce un brazalete de titanio con inserciones de cerámica y dos franjas de carreras en tonos gris plateado.

El primer reloj de cuarzo del mundo

Como hemos mencionado anteriormente, la colección Astron se caracteriza por ofrecer funciones tales como un cronógrafo o doble huso horario. Las innovaciones tecnológicas de los Astron han sido las responsables de dejar una huella imborrable en la historia de la relojería. El 25 de diciembre de 1969, Seiko presentó al mundo el primer reloj de cuarzo de la historia. El Astron 35SQ dio una vuelta de tuerca al mercado relojero con la introducción de relojes de pilas más precisos al alcance de cualquier bolsillo. Un éxito sin precedentes que dejó a un lado la exclusividad para acercar la experiencia de tener un reloj moderno a millones de personas. Conocida como la crisis del cuarzo, el mercado empezó a experimentar un notable descenso en la demanda de relojes mecánicos. Seiko, interrumpió temporalmente la producción de sus Grand Seiko (relojes mecánicos), y se centró principalmente en la fabricación de relojes de cuarzo, los protagonistas de su catálogo actual.
Sin embargo, cabe señalar que los movimientos mecánicos lograron superar con creces la crisis del cuarzo. Resurgiendo de sus cenizas, reaparecieron en la década de los noventa con una imagen renovada que ha logrado marcar una nueva tendencia en la escena relojera. Tras un largo periodo de silencio en el ámbito de la relojería tradicional, en el año 1998, Seiko volvió a atreverse con un reloj mecánico que, además, incluía precisión de cronógrafo.

La colección Prospex para deportistas y submarinistas

En la colección Prospex, la casa japonesa ofrece relojes de buceo de alta calidad equipados con movimientos automáticos. La amplia gama de Seiko Prospex presenta divers básicos, herméticos a 20 bares (200 m), así como relojes de inmersiones profundas como el Prospex Marinemaster Professional capaz de soportar 1000 m de profundidad, es decir 100 bares de presión. Pocos relojes de buceo en el mercado ofrecen tal resistencia, sin embargo, entre los más destacados se distinguen el Rolex Sea Dweller, el Sinn U1 o algunas versiones del Omega Seamaster. Seiko también dispone de una versión alimentada mediante energía solar. El modelo SNE109P1 presenta una caja de acero inoxidable en combinación con una esfera de color naranja y una correa de poliuterano negro que ofrece a un precio que no excede las tres cifras.
La serie Seiko 5 ofrece más de 30 modelos con movimientos automáticos y diferentes diseños. Entre ellos, relojes de acero inoxidable o diseños bicolor, deportivos y robustos. Algunos incluso con bisel giratorio que ofrecen una resistencia al agua de 100 m (10 bares).

La marca centenaria de la alta relojería

La historia de superación y desarrollo de Seiko, ha hecho de sí una empresa admirablemente influyente en muchos ámbitos. Su fascinante historia empezó en el año 1877 con la apertura del primer taller de relojería y joyería de Kintaro Hattori en la ciudad de Ginza, Tokio. En 1881, Hattori fundó un negocio de reparación de relojes bajo su propio nombre, y en 1892, comenzó a fabricar sus primeros Seikosha. Unos relojes de pared cuyo nombre surge de la unión de los términos «Seiko» que significa exquisito o preciso, y «Sha» que significa casa. Con los años, el pequeño negocio de relojes empezó a crecer significativamente, y en 1965, Seiko empezó a exportar cerca de 1,6 millones de relojes. En 1977, la cifra llegó a los 11,8 millones, y en el año 2011 superó los 21 millones de relojes. La multinacional nipona produce casi el cien por cien de sus componentes, sin embargo, su primer reloj de cuarzo lanzado en 1969 alojaba algunas piezas fabricadas por la firma Epson. La estrecha colaboración entre estas dos casas no fue fruto de ninguna casualidad. Espson, la empresa conocida por fabricar impresoras y escáneres, pertenece al Grupo Seiko al igual que las marcas de relojes Lorus, Orient y Pulsar.

Seiko en la muñeca de James Bond y Steve Jobs

En los años setenta, Seiko impulsó su estrategia de marketing con la aparición del modelo digital M354 en la famosa película de James Bond, Moonraker. También Steve Jobs, el fundador de Apple, se dejó seducir por un Seiko, y lució en la sesión fotográfica de 1984 un modelo de tres agujas con una caja de color negro en contraste con una esfera blanca (referencia 6431-6030).
Sin lugar a duda, no existe otra marca en el mundo capaz de ofrecer una selección de relojes tan variada y amplia como la de Seiko con movimientos mecánicos, Kinetic, Spring Drive, relojes impulsados por la energía solar, y por supuesto, los movimientos de cuarzo. Su imagen ligada a la innovación y a la tecnología ha permitido a Seiko protagonizar momentos decisivos en la historia de la relojería. Su rica tradición relojera, ofrece desde piezas de alta gama en la colección Grand Seiko, cronógrafos de tecnología punta en la serie Astron, y divers extraordinariamente robustos en la línea Prospex. En resumen, esta marca japonesa satisface las expectativas de un amplio mercado con relojes de cuarzo y modelos automáticos que no superan las tres cifras, así como cronógrafos Spring Drive fabricados en materiales exclusivos como el titanio que alcanzan un precio de 10 000 euros aproximadamente.

Principales modelos de Seiko
Grand Seiko | Astron | 5 | Sportura | Premier | Velatura