07/06/2023
 8 minutos

Cronógrafos de los 60: populares como siempre

De Sebastian Swart
Heuer-2-1

Los relojes de pulsera con función de cronógrafo existen desde hace casi exactamente cien años. Los modelos de inicios del siglo pasado de Longines, Breitling y Universal Genève todavía eran relojes de bolsillo modificados y se utilizaban ante todo en las cabinas de los pilotos. Pero los cronógrafos mecánicos también tuvieron su aplicación en el ámbito del automovilismo. Hasta la década de 1960, lo habitual en los circuitos era que el copiloto cronometrara el tiempo en el reloj de a bordo del vehículo y lo documentara durante la frenética carrera.

En aquella década, los cronógrafos experimentaron su fase de desarrollo más intensa. Surgieron calibres completamente nuevos, así como formas y diseños de esfera que han dejado huella hasta la fecha y que a menudo se pueden encontrar en relojes modernos sin apenas cambios. Los cronógrafos de los años sesenta se consideran objetos de coleccionista codiciados desde hace ya mucho tiempo. Hay una variedad enorme, y los precios abarcan desde unos pocos cientos de euros hasta sumas de varios millones. Además del diseño y la calidad de los relojes, es su historia la que casi siempre hace que determinados ejemplares o modelos sean particularmente apreciados.

Rolex daytona Paul Newman
Rolex daytona Paul Newman

En este primer artículo, le presentamos tres de los cronógrafos más importantes de los años 60 y echamos un vistazo a las variantes actuales. A estos les seguirán otros modelos.

Heuer Autavia: de la cabina a la muñeca

Jack Heuer (nacido en 1932) no solo es uno de los grandes pioneros de la relojería moderna, sino que también era un entusiasta del automovilismo. Hasta la actualidad, varios modelos de Heuer, como el Autavia, el Carrera y el Monaco, están basados en sus ideas personales. Pero bajo la dirección de Jack Heuer no solo surgieron los diseños de estos legendarios modelos. Él también fue, junto con Breitling, Büren y Dubois-Dépraz, uno de los desarrolladores del primer calibre de cronógrafo automático. Bajo el nombre de Calibre 11 o Chrono-Matic, este mecanismo se empleó en modelos de Heuer y relojes de otros fabricantes a partir de 1969.

La historia del origen del Autavia (AUTomóvil y AVIAción) quizá sea una de las más interesantes, pues se basa en la solución a un simple problema de su inventor. A finales de la década de 1950, un joven Jack Heuer participó en una carrera como copiloto. Con el estrés de la competición, no pudo leer bien el reloj del salpicadero (que ya por aquel entonces se llamaba Autavia), de manera que su vehículo llegó a la meta demasiado tarde y, como era de esperar, obtuvo una mala clasificación. Como consecuencia, Jack Heuer creó el primer reloj de pulsera Autavia, con el número de referencia 2446.

El 2446 se caracteriza por su esfera al estilo panda inverso con totalizadores a las 3, 6 y 9 horas. Gracias a la escala taquimétrica en el bisel, se pueden determinar la velocidad y las distancias. Hasta bien entrados los años 80, Heuer presentó múltiples variantes del Autavia. Muchos pilotos de carreras famosos llevaron este modelo, con lo que algunas versiones también se conocen con el nombre del conductor correspondiente. Mientras que a Jochen Rindt se le solía ver con la referencia 2446, Mario Andretti apostaba por la referencia 3646. Jo Siffert, por su parte, prefería el Autavia 1163T, un modelo que también llevaba la estrella de Hollywood y aficionado al automovilismo Steve McQueen. Así que el Autavia era un reloj para hombres osados y temerarios.

Hasta la introducción del Calibre 11 automático, Heuer equipaba sus modelos Autavia con calibres de Valjoux de cuerda manual. Se vendían especialmente bien los ejemplares con el Valjoux 72 (tres totalizadores) y el Valjoux 92 (dos totalizadores). En el interior de las variantes GMT latía un Valjoux 724.

Los Autavia vintage cuentan con un diámetro relativamente pequeño, de 39 mm, y se fabricaban exclusivamente en acero inoxidable. Las referencias más populares todavía están muy solicitadas en 2023. Por un ejemplar bien conservado del «Jochen Rindt» 2446 (Valjoux 72), debería contar con un precio de unos 17 500 €. El «Jo Siffert» 1163 T con esfera blanca y calibre 11 cuesta alrededor de 12 000 €. El coste de un «Mario Andretti» 3646 con calibre Valjoux 92 ronda los 13 500 €.

Heuer Autavia Ref. 2446 „Jochen Rindt“ mit Tachymeterskala
Heuer Autavia ref. 2446 «Jochen Rindt» con escala taquimétrica.

Nuevos Heuer Autavia desde 2017

Bajo la dirección de Jean-Claude Biver, Heuer presentó dos nuevos modelos de cronógrafo del Autavia en 2017. A primera vista, el aspecto de estos relojes recuerda a los modelos de culto de los años 60, pero tanto a nivel técnico como en cuestión de tamaño han cambiado bastante. Las referencias CBE2110 y CBE2111 poseen un diámetro de 42 mm y están provistas del calibre automático de manufactura Heuer 02 (Tricompax). Debido a su construcción, tienen una altura considerablemente mayor que las variantes vintage del Autavia.

Quien disponga de una muñeca algo más robusta se alegrará de los precios relativamente moderados de las nuevas referencias. La ref. CBE2110 con esfera negra ronda los 4500 €, mientras que la edición limitada «Jack Heuer» con dial plateado y totalizadores negros se acerca a los 5300 €.

Neuauflage der Autavia „Jochen Rindt“ mit 12-Stunden-Lünette
Nueva edición del Autavia «Jochen Rindt» con bisel de 12 horas.

Descubra más sobre el Heuer Autavia en la Guía del comprador del Autavia.

Zenith El Primero: el primer calibre de cronógrafo automático

Al igual que Heuer, Breitling, Büren y Dubois-Dépraz, la manufactura suiza Zenith también trabajó en un calibre de cronógrafo automático desde mediados de la década de 1960.

De hecho, la manufactura logró presentar su calibre «El Primero» unos pocos meses antes que el Calibre 11 de Heuer. Una particularidad de este calibre es su elevada frecuencia de oscilación. Este mecanismo oscila a una frecuencia de 36 000 alternancias por hora (A/h). A modo de comparación, el Calibre 11 de Heuer tan solo late a unas calmadas 19 800 A/h. La alta frecuencia de El Primero le dio a este movimiento la ventaja de poder medir tiempos con una precisión de décimas de segundo ya en 1969.

Puede encontrar relojes vintage de Zenith con la primera generación de El Primero bajo los números de referencia A384, A385 y A386. Para esta última referencia, a finales de los años 60 Zenith eligió una combinación de colores de esfera que era extremadamente inusual para la época. Cada uno de los tres totalizadores lucía un color distinto. Azul para el contador de 30 minutos a la altura de las 3 horas, gris oscuro para el indicador de 12 horas sobre la 6 y gris claro para el pequeño segundero a las 9 en punto. A esto se le añade un segundero de cronógrafo rojo que hace que el reloj tenga un aspecto bastante colorido. El diámetro de 38 mm del A386 coincidía con la tendencia de la época.

Las referencias A384 y A385 poseen una caja con forma de tonel, pero las esferas muestran un diseño bastante más sobrio que la A386. El dial de la ref. A384 presenta un tono marrón verdoso y cuenta con subesferas blancas. La esfera del A385 luce el clásico estilo panda. Las tres referencias tienen en común la fecha, que está ubicada a la altura de las 4:30 (como es típico de este calibre hasta la fecha).

Vom vintage Original kaum zu unterscheiden: Zenith A384 Re-Edition
La reedición del Zenith A384 apenas se diferencia del modelo original.

Con un precio de más de 20 000 €, un ejemplar bien conservado del El Primero A386 es notablemente más caro que un A384 o A385, que se pueden adquirir por 4500 € y 6000 €, respectivamente.

Vintage-Variante der Zenith El Primero A386
Variante vintage del Zenith El Primero A386.

Nuevas ediciones con el calibre El Primero

Zenith ha vuelto a sacar el calibre El Primero A386 bajo la denominación «Chronomaster Original» (ref. 03.3200.3600/34.C869). Como su predecesor, este reloj presenta la esfera original de varios colores y un diámetro moderno de 38 mm. Con un precio de unos 8100 €, el Chronomaster Original es considerablemente más barato que su famoso predecesor. Dentro de la colección Chronomaster Revival, Zenith también hace honor al El Primero A384. Las dimensiones y aspecto del 03.A384.400/21 se corresponden casi uno a uno con el original de 1969. En el interior del reloj late el calibre El Primero 400, que equivale asimismo al clásico movimiento de 1969. Su precio: unos 7000 €.

Rolex Cosmograph Daytona: popular como casi ningún otro

Rolex Cosmograph Daytona: entre muchos entusiastas de los relojes y los cronógrafos, este nombre es leyenda. Y, de hecho, el Daytona quizá sea (junto al Omega Speedmaster) el cronógrafo más conocido y codiciado del mundo. No es ninguna sorpresa, porque este reloj es un icono de estilo, aunque sus inicios fueron algo accidentados. La manufactura de Ginebra presentó la primera variante (ref. 6238) oficialmente en el año 1963 y solo bajo el nombre «Cosmograph». Entre los coleccionistas, esta versión también se conoce como «Pre-Daytona». La denominación «Daytona» no llegó hasta 1964 o 1965. Quizá le cueste creerlo, pero este reloj diseñado especialmente para automovilistas fue todo un fracaso en sus primeros años. Rolex incluso se planteó dejar de fabricar esta línea de modelos.

Rolex Cosmograph „Pre-Daytona“ Ref. 6238
Rolex Cosmograph «Pre-Daytona» ref. 6238.

Esto se debió, entre otras cosas, a que el Daytona como cronógrafo para el automovilismo llegó bastante tarde al mercado. En 1963, el Omega Speedmaster ya había pasado seis años entre el público, y el Heuer Autavia llevaba incluso más tiempo disponible. Otra razón podría haber sido el hecho de que Rolex no presentó ningún calibre de cronógrafo propio. El lugar de un movimiento de manufactura, en los Daytona de la década de 1960 latía un Valjoux 72. Si bien en aquella época este calibre se consideraba un estándar de gran calidad, lo utilizaban muchísimos fabricantes. Así que carecía de la exclusividad típica de Rolex. La marca equipó algunas referencias posteriores del Daytona con el calibre El Primero de Zenith descrito anteriormente. No fue hasta el año 2000 que el Daytona recibió un calibre de manufactura: el 4030 de Rolex.

Mientras que la referencia 6238 todavía disponía de una esfera monocromática en negro o plateado, Rolex proveyó a su sucesora, la 6239, con unos totalizadores en contraste. Se podía elegir entre negro sobre plateado o blanco sobre negro (panda inverso). Además, la escala taquimétrica migró de la esfera al bisel. Con ello nació la estética característica que define al Daytona hasta la fecha y lo hace inconfundible.

Rolex Cosmograph Daytona Ref. 6239
Rolex Cosmograph Daytona ref. 6239

Aun con todo esto, el Daytona todavía no era ningún éxito de ventas. Pero, como la mayoría de nosotros sabemos, la estrella de Hollywood Paul Newman pronto llegaría para cambiarlo. Newman poseía varios modelos del Daytona, pero fue el Daytona 6239 en particular, con su característica esfera panda exótica, la que se convirtió en un icono de estilo y se conoce hoy en día como el «Daytona Paul Newman». Lo curioso es que, al principio, los Daytona con esfera exótica eran muy poco populares, por lo que hay relativamente pocos ejemplares en circulación. En la actualidad, sin embargo, se encuentran entre los relojes vintage más solicitados del mundo y alcanzan precios desorbitados de hasta 300 000 €. Una ganga, si consideramos que el Paul Newman original se vendió en subasta en 2017 por una suma equivalente a 15.3 millones de euros. ¡Gracias, Paul!

Dank Paul Newman eine der begehrtesten Uhren weltweit – Rolex Daytona 6239 mit Exotic Dial
Gracias a Paul Newman, el Rolex Daytona 6239 con esfera exótica es uno de los relojes más codiciados del mundo.

Daytonas para (casi) cualquier presupuesto

A diferencia del Heuer Autavia y los modelos del Zenith El Primero descritos anteriormente, el Daytona nunca desapareció del catálogo de Rolex. Por ello, a día de hoy existen numerosas variantes. Algunas de ellas están elaboradas en parte con metales preciosos y/o decoradas con piedras preciosas. Se ha cuidado mucho el desarrollo del modelo, por lo que actualmente se puede reconocer cualquier Daytona al instante. Uno de los modelos más populares en Chrono24 es la referencia 116520 de acero inoxidable, que de segunda mano tiene un precio de unos 25 000 €. En el momento de escribir este texto, el Daytona más caro es un Daytona Rainbow de oro decorado con abundantes diamantes engastados (ref. 116595RBOW), por alrededor de un millón de euros. Así que existe el Daytona adecuado para casi cualquier gusto y presupuesto.

Beliebt und vergleichsweise günstig – Rolex Daytona Ref. 116520
El Rolex Daytona ref. 116520 es popular y relativamente asequible.

Lea también: Las 10 referencias más populares del Rolex Daytona, de Jorg Weppelink


Sobre el autor

Sebastian Swart

He utilizado Chrono24 durante años para comprar y vender relojes, así como para informarme sobre ellos. Los relojes me han fascinado desde que tengo memoria. Ya de …

Ir al autor

Últimos artículos

Los relojes Breitling más baratos
22/02/2024
Modelos
 4 minutos

En busca de los relojes Breitling más baratos por menos de 5000 €

De Donato Emilio Andrioli
2-1-Top-3
17/01/2024
Modelos
 7 minutos

Cinco relojes con Explorer Dial

De Sebastian Swart
ONP-783-2-1
16/01/2024
Modelos
 6 minutos

Relojes con esfera rosa: ¿imprescindibles u horteras?

De Pascal Gehrlein