07/12/2023
 5 minutos

The Love We Share: Un reloj y la persona que hay detrás

De Tim Breining
TLWS-Tim-Breining-2-1

Ya llevo casi diez años dedicándome a los relojes, y durante el último semestre de mi carrera también pude vivir mi pasión en Chrono24 temporalmente como estudiante de prácticas. Hace varios años que mis estudios y la ciudad de Karlsruhe, donde está la sede de Chrono24, han quedado atrás, pero mi fascinación por los relojes aún perdura, y mi conexión con Chrono24 se ha mantenido mediante contribuciones periódicas como autor independiente.

Desde 2021, el equipo de la revista de Chrono24 me da la oportunidad de hablar de mi periplo personal por el mundo de los relojes de vez en cuando. Ahora han vuelto a invitarnos a los autores de la revista a contar historias personales. Pero esta vez no se trata de las nuestras propias, sino de algún reloj con el que tengamos una conexión especial y, por supuesto, la historia que hay detrás de ese vínculo.

Yo tenía claro desde un principio por qué reloj me iba a decidir. Si ya ha leído algunos de mis artículos, sabrá que me interesan los refinamientos técnicos y que no suelo destacar mucho la emoción y las historias que rodean a los relojes. Pero esta vez será diferente. El reloj del que voy a hablar hoy está vinculado al que, sin duda, fue el momento más destacado de mi «carrera» como entusiasta de los relojes. En esta historia, los encuentros personales adoptan un primer plano, ¿pues de qué sirve incluso el reloj más hermoso si uno no puede compartir su pasión por él ni apreciar el trabajo creativo que alberga en su interior?

El reloj

El reloj cuya historia me gustaría contar se llama Große Sekunde y es un modelo de la marca Nienaber. Fue concebido por el relojero homónimo Rainer Nienaber, que, al igual que la marca, ya disfruta de su jubilación.

Tim präsentiert seine "Große Sekunde" der Marke Nienaber, die sich, wie ihr Gründer, im Ruhestand befindet.
Tim presenta su Große Sekunde de la marca Nienaber, que, como su fundador, ya se ha jubilado.

El Große Sekunde es un reloj de tres agujas que, como su nombre indica, cuenta con un segundero descentralizado grande y llamativo. En este modelo, la esfera principal con las manecillas de las horas y los minutos se solapa con la subesfera de los segundos. Posee un diámetro de 39 mm y en su interior late un antiguo calibre Unitas 6325 de cuerda manual con un mecanismo de agujas modificado. Nienaber confeccionó únicamente 20 ejemplares de este modelo, uno de los cuales se encuentra en mi posesión. Solo por su aspecto, su calibre vintage modificado y la edición limitada de que se trata, ya no es un reloj corriente. Pero aún más especial fue la experiencia de recogerlo en el propio taller del señor Nienaber. La historia se desarrolló así:

Nos situamos en el año 2016. Para celebrar que había acabado mis estudios, mis padres querían regalarme un reloj mecánico, porque desde 2014 cada vez me fascinaban más los relojes y su tecnología. ¿Pero cuál?

Uno de mis primeros «actos oficiales» como entusiasta de los relojes recién salido del horno fue visitar la feria de relojería anual Munichtime (que hoy en día subsiste bajo el nombre de Watchtime Düsseldorf). Allí encontré, junto a numerosas marcas de fama mundial, la del Sr. Nienaber. El dueño de esta relojería independiente se encontraba en el stand en persona y presentaba sus propios relojes con muy buen humor.

39 mm Durchmesser und angetrieben durch das Handaufzugswerk Unitas 6325.
39 mm de diámetro e impulsado por el calibre de cuerda manual Unitas 6325.

Fascinado por sus singulares creaciones, esta marca quedó grabada en mi mente. Y así fue como en 2016 me dirigí a la localidad de Bünde para recoger mi Große Sekunde.

La persona

Mi fascinación fue en aumento desde que, mientras tomábamos un café, pude escuchar un resumen de la trayectoria profesional del señor Nienaber. Después de concluir su formación como fabricante de herramientas, se formó como relojero, tras lo cual abrió su propio negocio y, más adelante, fue admitido como parte del exclusivo elenco de la AHCI. Primero se especializó en relojes de péndulo de precisión, después en relojes de pulsera que, a menudo, retomaban características de diseño de los relojes de pared y, en particular, de los reguladores.

A esto le siguió un recorrido guiado por el taller. Yo no salía de mi asombro al observar cuánto trabajo implicaba todo ello. Y no hablo solo de perlado y Côtes de Genève, sino del fresado y torneado de componentes como las cajas, esferas e índices, así como la fabricación de módulos completos de complicaciones. El Große Sekunde, que era uno de los modelos más asequibles, contiene una modificación del mecanismo de agujas concebida por el propio relojero, así como componentes individuales y pulidos decorativos llevados a cabo por el señor Nienaber en persona.

Selten besteht die Möglichkeit sich direkt mit dem Menschen hinter der Uhr auszutauschen.
Rara vez se presenta la oportunidad de hablar en persona con el hombre que hay detrás de un reloj.

Al hablar con el creador del reloj, aprendí algunos detalles sobre los retos y obstáculos que pueden surgir al producir un reloj, desde la primera idea hasta el ensamblaje final. Por no hablar de la contabilidad, los envíos, el marketing y todas las demás actividades concebibles que forman parte de la labor de un relojero independiente. Que una persona deba dominar todo ello es algo que me impresionó profundamente.

Un consejo para entusiastas de la relojería incipientes

Al echar la vista atrás, soy consciente de que ese día me abrió los ojos a la diversidad de pequeñas relojerías independientes y los talentosos e inspiradores individuos que hay detrás de ellas.

Aun a día de hoy, pienso a menudo en mi visita a Bünden y llevo el Große Sekunde con más frecuencia que muchos otros relojes que fueron llegando a mi colección en los años siguientes. Aunque es una pena que esta marca ya no exista, en cierto modo eso hace que mi reloj sea más especial aún para mí, por lo que estoy seguro de que nunca me desharé de él.

Si pudiera dar un consejo a los entusiastas de la relojería incipientes, este sería el siguiente: estudien detalladamente los relojes y a las personas que hay detrás. Vayan a eventos y ferias, visiten a relojeros. Y no estoy hablando únicamente de las principales ferias del sector ni de eventos exclusivos reservados a influencers y representantes de la industria. Acudan a ferias y acontecimientos de menor tamaño o simplemente a los dueños de marcas más pequeñas y a menudo infravaloradas. Nada ayuda más a elevar nuestra fascinación por los relojes a otro nivel que compartirla con personas cercanas de la industria y aprender algo nuevo sobre sus relojes y la pasión de sus creadores.


Sobre el autor

Tim Breining

Mi interés en los relojes empezó alrededor de 2014, cuando aún estaba estudiando ingeniería. Mi curiosidad inicial se transformó pronto en pasión. Puesto que la sede …

Ir al autor

Últimos artículos

One-Brand-Laurent-Ferrier-2-1
19/06/2024
Lifestyle
 4 minutos

Compañeros para toda la vida: ¿qué marca de relojes elegiría?

De Kristian Haagen
Omega-Seamaster-2-1
07/06/2024
Lifestyle
 5 minutos

Relojes de verano: 4 estilos para contextos diferentes

De Annika Murr

Destacados