23/11/2022
 6 minutos

¿Qué hace que Tudor sea tan popular entre los jóvenes?

De Jorg Weppelink
Tudor-2-1
En nuestro canal de YouTube encontrará más reseñas, tutoriales, charlas y entrevistas sobre relojes de lujo

Si pregunta a la gente cuáles son las marcas de relojes más populares, probablemente las primeras que escuchará son Rolex, Omega, Audemars Piguet y Patek Philippe. No obstante, también hay muchas posibilidades de que mucha gente diga Tudor. La marca, conocida sobre todo por ser la hermana pequeña de Rolex, ha estado esforzándose para colocarse entre los primeros en el segmento de precios de 2000 a 5000 €. Esta es la franja de precios que en la relojería se define como el segmento de lujo asequible. Pero, ¿cómo ha llegado a convertirse Tudor en la marca dominante en ese segmento? Es decir, ¿cómo una marca que fue concebida como una alternativa asequible a Rolex se ha convertido en un sujeto con voz propia y ha sabido utilizar la conexión que tenía con Rolex en su beneficio en lugar de verse ensombrecida por ella? Es hora de sumergirse en la fórmula de éxito de Tudor

 

Los inicios de la marca Tudor 

Antes de hablar del Tudor actual, debemos remontarnos a los inicios de la marca. El nombre de Tudor se registró por primera vez en 1926, pero habría que esperar un par de décadas para que se afianzara el tipo de marca tal y como la conocemos hoy. En 1952, Tudor presentó el Oyster Prince. El fundador de Tudor y Rolex, Hans Wilsdorf, utilizó para este modelo la famosa caja Oyster y el mecanismo original de cuerda automática por rotor Perpetual, ambos de Rolex. Era una forma de crear valor para los asequibles relojes Tudor, fomentando así la confianza en la marca. Dicha confianza en la marca se acabó consolidando cuando 26 relojes Tudor Oyster Prince fueron utilizados en la expedición científica británica a Groenlandia en 1952.  

En 1954, Tudor presentó el Tudor Oyster Prince Submariner y poco después la marca estableció una colaboración con la Marina francesa. La colaboración duró hasta los años 80, con muchos modelos Submariner de la Armada francesa muy conocidos. Durante esa época, Tudor también cambió el diseño de sus esferas, introduciendo las famosas agujas en forma de copo de nieve y la gran corona en su línea de relojes de buceo. En la década de los 70, Tudor añadió sus primeros cronógrafos a la línea, relojes que ahora son los favoritos entre los fans del Tudor vintage.
Este es un resumen de la historia de la marca. Si ha despertado su interés, le sugiero que consulte algunos modelos Tudor vintage, ¡encontrará algunos relojes increíbles! 

 

Tudor is known for its vintage-inspired timepieces.  
Tudor es conocido por sus relojes de inspiración vintage.  

 

La historia de Tudor 

Se habrá dado cuenta de que muchos relojes Tudor se parecen a los relojes Rolex. Obviamente, las cajas son de Rolex y muchos de los diseños son copias directas de modelos emblemáticos de la marca de la corona. Sin embargo, dentro de las cajas hay movimientos ETA más asequibles que se encuentran en muchos relojes de otras marcas. Esto, en su momento, no dio precisamente mucha reputación a Tudor. A la mayoría de los aficionados a los relojes no les impresionaba Tudor en los años 80, 90 y principios de la década de 2000, sobre todo por su fama de alternativa más barata a Rolex que carecía del carisma y la excelencia técnica de su hermano mayor. A principios de la década de 2000, la marca pasó sin pena ni gloria en la mayoría de los mercados.  

 

La introducción de la línea Black Bay 

Todo cambió cuando Tudor relanzó la marca en 2009 con la introducción del Tudor Grantour Chronograph y la colección Tudor Glamour. Un año después llegó el Heritage Chrono, inspirado en el ya icónico Tudor Montecarlo de los años 70. También fue el primer relanzamiento de un modelo inspirado en un reloj antiguo de la marca. Tras recibir muchos elogios, la marca presentó el Tudor Heritage Black Bay en 2012. El reloj se inspiraba en los divers Tudor Submariner y combinaba un aspecto de inspiración vintage con una ejecución moderna. Esta combinación resultó ser la receta del éxito de la marca en la década siguiente. 

El concepto de crear relojes inspirados en la rica historia de Tudor y Rolex resultó ser una mina de oro. Rolex aplica la estrategia de mejorar sus iconos integrando nuevos materiales y movimientos y actualizando los diseños con inteligentes ajustes modernos. Esto, además, también abre un amplio espacio a Tudor y hace que la marca pueda sacar provecho de su propio archivo y del de Rolex. Esta última parte, en particular, no siempre sienta bien a los aficionados a los relojes más antiguos. Desde que Hans Wilsdorf convirtió a Tudor en una alternativa asequible a Rolex que simplemente tomaba prestados los diseños de su hermano mayor y los combinaba con movimientos técnicamente inferiores, a menudo se la percibía como una marca pasiva que no tenía nada especial que ofrecer aparte de modelos asequibles y menos refinados que imitaban a Rolex.  

 

La colección actual 

Con una nueva actitud, un nuevo enfoque en su hacer relojero y un nuevo público objetivo, la marca consiguió conquistar a muchos entusiastas. Además, Tudor demostró que no se limitaba a los relojes inspirados en el pasado. En 2012, presentaron el Pelagos, un moderno diver de titanio que muchos puristas han considerado el reloj Tudor más distintivo. Tres años después, presentaron el North Flag, otro gran reloj con un diseño propio. Fueron estos dos modelos los que también vinieron equipados con movimientos de manufactura propia de Tudor en 2015. El paso a los movimientos de fabricación propia fue muy inteligente y dio aún más credibilidad a la marca.  

Con el tiempo, Tudor amplió su colección con una variedad de modelos diferentes. Si desea una belleza de inspiración vintage, está la línea Black Bay con modelos como el Black Bay Fifty-Eight, el Black Bay GMT, el Black Bay Chrono y el nuevo Black Bay Pro. Si prefiere el verdadero espíritu y aspecto de Tudor, está la colección Pelagos con sus Pelagos, Pelagos FXD y el recientemente presentado Pelagos 39. Además, tenemos las colecciones Heritage Chrono y Ranger. Si desea algo más elegante, está el Tudor Royal y las colecciones de estilo clásico de las colecciones 1926 y Style. Esta mezcla de estilos e influencias hace que Tudor sea una marca versátil con algo que aportar a gran variedad de público. 

 

The Tudor Black Bay Pro: the hit watch of 2022?  
El Tudor Black Bay Pro: ¿el reloj estrella de 2022?  

 

¿Qué hace que la marca sea tan atractiva? 

Lo más importante de todo, más que lo que hemos comentado anteriormente, es que Tudor ha sido capaz de transformar su imagen de marca de una manera impresionante. Mientras que su vínculo con Rolex solía ser pasivo y en su mayoría negativo, la marca ha conseguido darle la vuelta y convertirlo en un activo. En parte, esto se debe al enorme aumento de la popularidad de Rolex, pero en gran parte también se debe a que Tudor ha adoptado una estrategia muy acertada. El público más joven no conoce el pasado de Tudor y le encanta la conexión con Rolex. Tudor ofrece relojes más asequibles que los Rolex, pero siguen teniendo una conexión con el gigante de la relojería. Además, sus precios más económicos convierten a Tudor en una gran puerta de entrada al mundo de Rolex, además de haber conseguido encontrar una voz joven en sus campañas y en sus embajadores de marca. Tudor ha encontrado una posición inigualable entre los jóvenes y se distingue de la imagen a menudo muy clásica de muchas de las otras marcas de relojes de lujo.  

Además, muchos entusiastas de los relojes más antiguos también sienten atracción por lo que la marca ha logrado. Con sus diversos diseños, sus movimientos de fabricación propia y sus precios asequibles, Tudor ha conseguido ganarse a personas que antes consideraban a la marca como un simple mecanismo comercial para proteger a Rolex en la parte baja del mercado. Hoy, Tudor se ha convertido en fuerza hegemónica en el panorama relojero de hasta 5000 €.    

 

¿Dónde termina el ascenso de Tudor? 

Es una pregunta que, por ahora, no tiene respuesta. La marca ha tenido un año fantástico con la presentación del Black Bay Pro, el Ranger y el Pelagos 39. Además, la firma ha ampliado las colecciones Black Bay GMT, Black Bay Chrono y Black Bay estándar con una serie de modelos Steel & Gold (bicolor, en oro y acero). En el mercado de segunda mano, también hemos visto un aumento de la popularidad y de los precios de modelos clásicos como el Montecarlo y el Submariner. Este último se ha convertido en una alternativa asequible muy solicitada al Rolex Submariner. Si Tudor sigue lanzando relojes increíbles y los mantiene a un precio económico, no me cabe duda de que tendrá muchos años de éxito. Después de un increíble 2022, no puedo esperar a ver lo que nos depara el 2023. 


Sobre el autor

Jorg Weppelink

¡Hola! Me llamo Jorg y escribo artículos para Chrono24 desde 2016. No obstante, mi relación con Chrono24 se remonta a más atrás, ya que mi pasión por los relojes …

Ir al autor

Últimos artículos

Patek Philippe CalatravaDress-Watches-als-Trend-2-1
18/11/2022
Lifestyle
 5 minutos

¿Siguen estando de moda los relojes de vestir?

De René Herold
Richard-Mille-RM35-Athletes-Watches-2-1
15/11/2022
Lifestyle
 8 minutos

Los mejores relojes de lujo y sus atletas embajadores

De Chrono24

Destacados

Patek-Philippe-Nautilus-2-1
Audemars Piguet
 7 minutos

5 relojes en los que invertir en 2022

De Jorg Weppelink
5-Rolex-Invest-2-1
Rolex
 6 minutos

Las 5 mejores inversiones potenciales de Rolex en 2022

De Jorg Weppelink
ETA-Republish-Magazin-2-1
Relojes y técnica
 7 minutos

Movimientos ETA: ¿tecnología precisa y fiable o producción en masa sin personalidad?

De Robert-Jan Broer
Patek-Philippe-Nautilus-2-1
Audemars Piguet
 7 minutos

5 relojes en los que invertir en 2022

De Jorg Weppelink