Protección al Comprador Garantía de Autenticidad ¿Por qué Chrono24? ¿Tiene alguna pregunta? +1 646-887-3560 o correo electrónico EspañaEspaña | EUR

Nadie necesita un reloj mecánico. Pero he aquí el porqué desea uno.

Jonathan Arnold
10.05.2018
Compartir artículo:
Heuer Autavia, Image: Bert Buijsrogge TAG Heuer Autavia, Imagen: Bert Buijsrogge
Jonathan Arnold
10.05.2018

 

Esta es una afirmación que seguramente no esperase encontrar en el mayor mercado global de relojes de lujo: No le hace falta un reloj mecánico. De hecho, nadie necesita uno. Al igual que nadie necesita un coche de lujo o un par de zapatos de vestir que cuesten más de cien euros. Sin embargo, una vez tenga uno en sus manos, se preguntará cómo ha podido vivir hasta entonces sin él. Su percepción del valor frente al precio cambiará para siempre, y antes de que lo sepa se habrá convertido en un auténtico aficionado a los relojes. Pero, ¿cómo ha sucedido?

 

Son poco prácticos

 

A primera vista, sabemos que pagar más por un reloj mecánico es absurdo. Para empezar, utilizan una tecnología obsoleta que se inventó hace varios cientos de años y son menos precisos y fiables que una alternativa barata de cuarzo que pueda encontrar en cualquier juguetería. Si bien es cierto que algunos modelos ofrecen prácticas funciones adicionales, complicaciones como cronógrafos y calendarios anuales, muchos otros parecen ser innecesariamente complejos (hablo de los tourbillones, por supuesto).

Además, al igual que con los coches de lujo, cuanto más pague por uno, más cuidado deberá tener con él. Me la voy a jugar y decir que la mayoría de los relojes ‘deportivos’ mecánicos no se utilizan en ningún tipo de deporte intenso. Sencillamente, los movimientos que se alojan en su interior son demasiado frágiles como para soportar un golpe fuerte, y el oro es un metal muy blando.

 

 

Por supuesto, hoy en día se podría argumentar que no hace falta ningún tipo de reloj de pulsera, ya sea mecánico o de cuarzo. Se calcula que casi 2,4 mil millones de personas en todo el mundo tenían un teléfono inteligente en 2017, por lo que cuesta creer que se sigan vendiendo relojes. Al fin y al cabo, ese miniordenador que lleva en el bolsillo puede realizar prácticamente las mismas funciones que los relojes de pulsera más complicados del mundo, y de manera mucho más precisa. Además, no tiene que preocuparse por pulsar el botón equivocado en el momento equivocado y provocar daños catastróficos en el delicado movimiento mecánico de su interior.

Sin embargo, cada año se venden y compran millones de relojes mecánicos de lujo, muchos de ellos aquí mismo en Chrono24. ¿A qué se debe?

 

Son obras de arte

 

La respuesta es sencilla. Los humanos somos seres irracionales y atribuimos valor a ciertos objetos en función de cómo nos hacen sentir. La lógica rara vez forma parte de la ecuación. Comprar un artículo de lujo, en especial un reloj mecánico de alta gama, es una decisión guiada fundamentalmente por las emociones; emociones que podrá revivir cada vez que se ciña su apreciado ejemplar a la muñeca. Cada vez que alguien elogie su reloj, cada vez que atisbe su apariencia reflejada en él y observe lo bien que combina con su atuendo, cada vez que vea a alguien lanzando una mirada de envidia a su muñeca recordará por qué eligió ese reloj en particular.

Además, seamos realistas, nadie le va a pasar su smartphone a la siguiente generación. Si le dura más de un año, se puede considerar afortunado. Un reloj mecánico, por el contrario, está diseñado para durar toda una vida, e incluso más, sobre todo si lo trata con cuidado y realiza revisiones periódicas. Hay un motivo por el que el mercado de los relojes mecánicos está en plena expansión. Los controles de calidad actuales son mejores, y los fabricantes experimentan constantemente con todo tipo de materiales innovadores como el titanio, la cerámica y varias mezclas de metales preciosos. Y, a pesar de lo que le digan sus amigos, adquirir un reloj mecánico de buena calidad no le va a costar un ojo de la cara. Existen numerosas opciones de todo tipo de marcas interesantes y bien establecidas por mucho menos dinero de lo que podría esperar.

 

La pasión frente a la lógica

Tudor Black Bay Black, Image: Bert Buijsrogge

Tudor Black Bay Black, Imagen: Bert Buijsrogge

 

¿Todavía no está convencido de si desea tener su propio reloj mecánico de alta gama? La próxima vez que esté en una fiesta, en una cafetería o simplemente paseando por la calle y vea a alguien con un hermoso reloj mecánico, pídale que le hable de él. Pronto verá que sus dueños no tienen una razón lógica de peso para poseer dicho reloj y, sin embargo, su entusiasmo es contagioso. Estarán encantados de contarle todo sobre su reloj y lo que significa para ellos. Quizá lo heredaron de su querido abuelo, o tal vez lo compraran para celebrar un hito en su carrera. Sea cual sea la historia, no tardará en darse cuenta de que un reloj mecánico de alta gama simboliza mucho más que la hora que indica.

 

Seguir leyendo

Por qué nos fascinan los relojes mecánicos

Grandes historias más allá del marketing

Sugerencias

Seguir leyendo
Seguir leyendo
Seguir leyendo
Seguir leyendo

Artículos seleccionados

23.03.2018 de
Seguir leyendo
09.10.2017 de
Seguir leyendo
02.12.2016 de
Seguir leyendo