Protección al Comprador Garantía de Autenticidad ¿Por qué Chrono24? España  | EUR
Iniciar sesiónIniciar sesión

Gérald Genta: el decano de los diseñadores de relojes

Jorg Weppelink
06.12.2017
Compartir artículo:
Jorg Weppelink
06.12.2017

 

Comencemos esto con una pregunta: ¿cuántos diseñadores de relojes conoce usted por su nombre? Dos, tal vez tres, algunos pueden conocer un puñado. En los sectores de la moda, los muebles y la automoción, los diseñadores se han convertido en héroes por derecho propio. Eso no es así el caso de los relojes, aunque hay algunos. El primer nombre que suele aparecer cuando se piensa en relojes famosos es Gérald Genta. Echemos un vistazo a los diseños más famosos de Genta y descubramos qué lo convierte en un verdadero pionero.

Gérald Genta nació en 1931 en Ginebra. Comenzó su larga carrera como diseñador en 1952, después de haber terminado su formación en joyería y orfebrería en su Suiza natal en 1951. El diseño de productos en aquellos tiempos era un mundo completamente diferente de lo que es hoy. La mayoría de los diseñadores no eran individuos bien conocidos, y la mayoría del diseño era comisionado por las marcas a través de proveedores. Los proveedores de cajas, brazaletes y otras piezas de relojes tenían diseñadores que creaban relojes enteros o a veces solo componentes individuales para producirlos y ser usados por las diversas marcas. Genta comenzó a trabajar de esta manera, ganando tan solo 15 francos suizos por cada diseño.

 

Labrando su reputación

 

Gérald Genta logró trabajar para la mayoría de las marcas conocidas en los años cincuenta y se labró una buena reputación con la creación de diferentes diseños. Una de las marcas para la que Genta solía trabajar era Universal Genève. Para ellos diseñó el Polerouter, que llegó al mercado en 1954. Para acortar los vuelos de Europa a la costa oeste de los EEUU en algunos mil kilómetros, la línea aérea SAS (Scandinavian Airline System) abrió nuevas rutas sobre el Polo Norte. Universal Genève creó equipos con relojes Polerouter que eran resistentes a los fuertes campos magnéticos en la región polar. El reloj se convirtió en el reloj oficial de SAS y el primer reloj que valió a Genta el elogio de sus coetáneos.

La primera empresa que ofreció realmente un contrato a Genta fue Omega. En 1960, el entonces Director de creación de Omega, Pierre Moinat, ofreció a Gérald Genta una serie de contratos exclusivos para trabajar con las esferas, cajas y brazaletes de Omega. Antes de 1960, Genta había diseñado diferentes partes para los relojes Omega, pero este era su primer contrato exclusivo. Los modelos más famosos que Genta realizó para Omega a finales de los años cincuenta y principios de los sesenta son los Omega Seamaster y Omega Constellation. Para este último, Genta diseñó múltiples cajas y diales.

En 1969, Gérald Genta decidió dar un paso en una nueva dirección y convertirse en un productor de relojes, en lugar de ser solo un diseñador, bajo la marca Gérald Genta. A lo largo de los años, Genta ganó respeto gracias al diseño de varios relojes únicos, incluyendo el Minute Repeater de 1981 con movimiento automático, que llegó protegido por una caja de 2,72 mm de espesor. Otro fue el Grande Sonnerie de 1994, que era el reloj más complicado del mundo en ese momento.

 

Diseñando los (casi) ‘Cuatro grandes’

 

Gérald Genta diseñó su reloj más famoso para una compañía suiza clásica. Hablamos, por supuesto, del Royal Oak de Audemars Piguet. En 1969, el director gerente de Audemars Piguet, George Golay, pidió a Genta que diseñara un reloj deportivo de acero completamente nuevo e impermeable, y que necesitaba hacerlo en un solo día. Según cuenta la historia, a Genta se le ocurrió la idea del Royal Oak, con su icónico diseño de caja inspirado en una escafandra, durante la noche. ¿Tuvo éxito este reloj desde el principio? No. En Absoluto. Cuando se lanzó al mercado en 1972, mucha gente consideró el reloj demasiado grande, y este hecho, combinado con un precio en tienda de 3750 francos suizos por un reloj de acero, hizo que muchos pensaran que Audemars Piguet estaba loco.

Cuatro años después de la llegada del Royal Oak de Audemars, llegó la hora de un segundo reloj icónico firmado por Genta. En la Feria del Reloj de Basilea de 1976, Patek Philippe presentó el Nautilus. Genta dijo en una entrevista que había diseñado el reloj dos años antes en la misma feria de Basilea. Mientras observaba a la gente de Patek Philippe cenando, Genta pidió a un camarero un trozo de papel y una pluma. Cinco minutos más tarde, el diseño del Nautilus estaba listo. Después de ser recibido con éxito por Patek, la empresa comenzó a producir prototipos, y en 1976 el reloj llegó al público.

 

 

Ese mismo año vio la introducción de un tercer reloj Genta que se ha hecho famoso por su notable diseño. A Genta se le pidió que modernizara el reloj ya existente de IWC, el modelo Ingenieur, y en 1976 IWC introdujo el IWC Ingenieur SL. Este era un reloj con puntos en común con el Royal Oak y el Nautilus, ya que era un reloj deportivo de acero con una pulsera integrada.

Con su diámetro de 40 mm, volvió a ser demasiado grande para los estándares del momento. El diseño del Ingenieur SL se ha hecho famoso por sus formas redondas y su impresionante caja antimagnética.

 

 

Durante muchos años la gente pensó que Gérald Genta también había diseñado el Vacheron Constantin 222 (el predecesor de los Overseas). Esto completó lo que para muchos fans del reloj se conoce como “The Big Four”, o los Cuatro grandes de Genta. Sin embargo, como se dijo anteriormente, los diseñadores de relojes estaban trabajando con compañías de relojería de manera anónima. Aunque no diseñó el 222, Genta nunca negó realmente haber trabajado en ese modelo. Sin embargo, Vacheron Constantin confirmó muchos años más tarde que fue Jörg Hysek quien había diseñado el reloj.

Por lo tanto, los Cuatro grandes son en realidad un trío de relojes diseñados por Gérald Genta; un trío de modelos que no tuvieron demasiado éxito cuando fueron inicialmente presentados al público. Esto se debió principalmente al hecho de que Genta eligió formas no convencionales, tamaños de caja más grandes, y a que los relojes tenían precios altos. Lanzado en un momento en que la industria relojera en su conjunto estaba sintiendo el impacto de la revolución del cuarzo, no mucha gente estaba dispuesta a pagar mucho dinero por un reloj deportivo de acero que parecía revolucionario y grande. Quién podía saber el éxito que esos modelos llegarían a alcanzar.

 

De trabajar para las empresas a convertirse en un nombre de referencia

Patek Philippe Nautilus Chronograph

Patek Philippe Nautilus Chronograph, Imagen: © Bert Buijsrogge

 

El mismo país que introdujo los relojes del cuarzo fue el encargado de hacer a Genta realmente famoso. Los coleccionistas de relojes japoneses insistieron en averiguar quién había diseñado realmente el Royal Oak que tanto amaban. Ahí es cuando el nombre de Genta apareció en los medios de comunicación. Las marcas nunca habían querido llamar la atención sobre los diseñadores que ayudaban a diseñar los relojes, pero cuando se supo que Genta había creado el Royal Oak y el Nautilus, IWC también reveló que Genta era el hombre detrás del Ingenieur. No es tan sorprendente si se presta un mínimo de atención a las tres piezas.

Esencialmente, Genta creó tres diseños con el mismo estilo, cada uno jugando con diferentes formas: la forma octogonal del Royal Oak, el Nautilus con forma de ojo de buey y la forma redonda del Ingenieur; una forma inteligente de diseñar siguiendo un mismo principio estético, que al mismo tiempo los diferencia y mantiene el estilo típico de Genta.

 

Después de los Tres grandes

 

Después de diseñar los tres icónicos relojes deportivos, Genta pasó a crear diseños también icónicos que eran menos deportivos. En 1977, Bulgari llevó al público el reloj Bulgari Bulgari, diseñado por Genta. El reloj se había presentado originalmente en 1957. Genta solo actualizó ligeramente el diseño, pero causó bastante revuelo. El diseño del reloj estaba supuestamente basado en viejas monedas romanas. Genta presentó su característica destacada de una doble marca Bulgari en el bisel. El hecho de que este reloj sigue siendo el buque insignia de Bulgari hoy demuestra dos cosas: una, que Genta tenía buen ojo para los diseños nuevos y llamativos, y dos, que la familia Bulgari tuvo agallas para ponerlo a la venta.

Otro reloj en el que Genta trabajó es el Pasha de Cartier. Louis Cartier creó el primer Pasha de Cartier en 1932 para el sultán de Marrakech. Fue uno de los primeros relojes resistentes al agua que se inventó, porque el sultán quería llevar el reloj mientras se bañaba. En 1985, se le pidió a Genta que actualizara el diseño. Hasta el día de hoy, su diseño es ampliamente alabado por haber actualizado el Pasha a los tiempos modernos sin por ello quitarle un ápice de su carácter típico.

A lo largo de los años, Genta también siguió diseñando relojes para su propia marca hasta que vendió la compañía en 1998 al grupo Hour Glass de Singapur. En 2000, Bulgari adquirió la compañía y en 2010, Bulgari integró la marca Gérald Genta en su propia marca. Mientras tanto, Genta fundó una empresa bajo el nombre de Gérald Charles en 2001. De nuevo, vendió la compañía tras cinco años. A partir de entonces, comenzó a centrarse en la pintura, mientras más y más personas comenzaban a comprender el enorme legado que Genta había construido durante sus décadas de trabajo para la industria relojera.

 

Convertirse en un diseñador de relojes de leyenda

Audemars Piguet Royal Oak Perpetual Calendar Ceramic

Audemars Piguet Royal Oak Perpetual Calendar Ceramic, Imagen: Audemars Piguet

 

Gérald Genta es la primera persona que se hizo famoso en la industria relojera por su trabajo como diseñador de relojes. Se podría decir que él básicamente inventó la profesión. Es impresionante que a día de hoy, las compañías de relojes no den mayor importancia pública a los diseñadores más conocidos cuando cuentan la historia de sus relojes. Pensemos en lo que el nombre de Genta ha hecho por el Royal Oak, el Nautilus y el Ingenieur. Si Gérald Genta no estuviera conectado con estos relojes, seguramente no habrían sido tan populares y valiosos como lo son hoy en día.

Aunque Gérald Genta falleció en 2012 a la edad de 80 años, su legado permanece y su influencia se puede notar en muchos diseños de relojes actuales; basta con echar un vistazo al Big Bang de Hublot o al Girard Perregaux Laureato y al recién introducido Piaget Polo S. Estos son solo algunos ejemplos de relojes que reflejan la influencia de Gérald Genta, y esto no es necesariamente una mala cosa. Como Genta dijo audazmente de sí mismo: “Para mí, ser copiado no me causa tristeza… Es una forma de animarme y un cumplido. Si no te copian, eres incompetente”.

 

 

Lea más sobre piezas icónicas de Gérald Genta:

Audemars Piguet Royal Oak

Universal Genève Polerouter

Artículos seleccionados

01.12.2016 de
Seguir leyendo
30.11.2016 de
Seguir leyendo