10/05/2022
 6 minutos

Exóticos de ETA y Sellita: más que movimientos de serie

De Tim Breining
OFP-27-Exoten_ETA_Sellita-Magazin-2-1

Todo el mundo conoce movimientos como el ETA 2824-2 o el Valjoux 7750, y cada vez más sus homólogos de Sellita. Se consideran un estándar establecido y de alta calidad. Durante mucho tiempo, abastecerse de los calibres de estos proveedores de movimientos que dominan el mercado era una cuestión de rutina y simplemente una opción sin otra alternativa para las marcas de tamaño medio. Pero la tendencia a los movimientos de fabricación propia, sea cual sea la definición exacta de este término, es imparable. Por un lado, ha impulsado la integración vertical entre los fabricantes de relojes y, por otro, ha abierto el mercado a nuevos proveedores de movimientos. Lo que a sus movimientos les falta en fiabilidad, lo compensan a menudo con innovadoras características de diseño y largas reservas de energía.

Pero quien piense que los grandes del mercado de movimientos ya no tienen nada interesante que ofrecer es que no conoce suficientemente su gama actual. Tanto ETA como Sellita ofrecen muchas joyas ocultas que pasan desapercibidas por muchos entusiastas, pero que sin duda merecen una mirada más atenta.

1. ETA A31

La serie Powermatic 80 de ETA, basada en el 2824-2, está consolidada entre las marcas del Grupo Swatch desde hace muchos años, y da a las marcas del grupo una ventaja sobre los puristas que tienen que conformarse con el modelo histórico del movimiento. Ya hemos tratado la historia de estos calibres en detalle en este artículo.

En un aparte, mencioné una alternativa para los que no les gustan las numerosas versiones de la Powermatic 80, ya que funciona con una frecuencia de oscilación significativamente reducida y en algunas versiones con componentes de plástico en el escape. Esta alternativa es la serie ETA A31, que se basa en la ETA 2892-A2. Dado que en la jerarquía de los movimientos de ETA el 2892-A2 se considera el hermano mayor, más plano y de mayor calidad, del 2824-2, la serie A31 puede considerarse la actualización Powermatic de este calibre clásico de primera calidad.

A diferencia de la Powermatic 80, ETA fue más cuidadosa en la adaptación del calibre original 2892-A2. En consecuencia, la mayor crítica a la Powermatic 80, la reducción de la frecuencia de oscilación de 4 a 3 hercios, es más moderada en la A31 con una reducción de 4 a 3.5 hercios. Como resultado, el movimiento del segundero es solo imperceptiblemente más brusco, pero a cambio únicamente ofrece 65 horas de reserva de marcha en lugar de 80.

No encontrará ningún componente de plástico en los escapes de estos movimientos, que están equipados con muelles de silicona, y la arquitectura extremadamente plana tampoco ha sido víctima de la actualización. La combinación de todas estas características predestina al A31 a la clase media alta dentro de la jerarquía del Grupo Swatch. Es utilizado principalmente por Longines y Union Glashütte, donde recibe la denominación de calibre L888 o UNG-07.01. Con el A31.L21 hay incluso un movimiento de cronógrafo modular con disposición Bicompax, que complementa el movimiento básico con un módulo interno de ETA. Este raro movimiento impulsa el Longines Heritage Classic Tuxedo Chronograph, una nueva y exitosa edición cuyo prototipo data de 1943.

El Longines Legend Diver con movimiento ETA A31.

2. ETA L668

En 2005, ETA introdujo una nueva serie de calibres llamada «Valgranges». Detrás de ella se encuentran versiones ampliadas de los acreditados calibres de cronógrafo Valjoux. En aquella época, cuando la tendencia era hacia diámetros de muñeca muy superiores a los 40 mm, muchos movimientos parecían fuera de lugar o casi ridículos en los fondos visibles de las cajas gigantescas. Para los modelos de cuerda manual, ETA tenía una solución práctica y probada con el Unitas 6497. En los cronógrafos, en cambio, el pequeño diámetro del movimiento daba lugar a esferas poco estéticas en las que los totalizadores y las ventanas de fecha se agrupaban aparentemente de forma innecesaria cerca del centro, mientras que las zonas periféricas quedaban sospechosamente sin utilizar.

Las versiones XL de los calibres Valjoux no supusieron una gran revolución tecnológica, pero sí satisficieron las exigencias funcionales y estéticas del momento. Sin embargo, la colección Valgranges contiene un movimiento que es revolucionario en cierto sentido: el L668.2. Detrás de esta denominación poco inspiradora se esconde una versión del Valjoux 7753 (con totalizadores a las tres, las seis y las nueve) que fue rediseñada en un principio especialmente para Longines.

Lo que se modificó no fueron detalles menores, sino el corazón del mecanismo del cronógrafo, al cambiar la palanca de leva, por la que se conoce la serie Valjoux, por un mando de rueda de trinquete muy solicitado. La rueda oscilante siguió siendo el mecanismo de embrague, lo que significa que la L668.2 no depende de la combinación de una rueda de pilares y un embrague vertical que a menudo se promociona como «ideal». Sin duda, debido a que había que moverse dentro de la arquitectura de un calibre existente. No obstante: dadas las características de este calibre y los precios moderados de los relojes que impulsa, ¡un consejo definitivo para los iniciados! Además de los modelos obvios de Longines, también existió una variante para Omega, en la que este calibre estaba equipado con un escape coaxial como el calibre 3330 y se utilizó en algunos modelos hasta 2014.

Incluso Omega confía en una versión modificada del ETA L668.

3. Sellita SW 266

El SW 266 no figura en el catálogo de movimientos de la página web de Sellita, pero conocemos la denominación por las marcas en las que se monta. En la actualidad, parece que solo hay dos: Louis Erard de Suiza, la marca que últimamente ha tenido éxito sobre todo con colaboraciones de diseño inusuales, y la marca alemana Zeppelin. La marca de Louis Erard en particular es especialista en modelos tipo regulador, por lo que no es de extrañar que el Sellita SW 266 sea un movimiento para estas configuraciones de diales. En los relojes reguladores, todas las agujas están en el eje vertical central, con únicamente la aguja de los minutos en el centro y extendiéndose hasta el borde de la esfera como es habitual. Las agujas de las horas y de los segundos están situadas a las doce y a las seis en las subdiales más pequeños.

En el pasado, los fabricantes tenían que retocar el movimiento o comprar módulos para conseguir esta disposición característica de las agujas. Desde hace algunos años, Sellita ofrece una cómoda solución única con el SW 266.

Este movimiento de la serie de calibres SW 200, al igual que el clásico ETA 2824-2 en el que se basa la colección SW 200 de Sellita, no destaca por unos ratios extraordinarios. Y no los necesita, porque cumple perfectamente su propósito de suministrar a los reguladores calibres listos para ser instalados.

El Sellita SW 266 en el regulador Louis Erard Excellence Régulator Malachite.

4. Sellita SW 1000

A diferencia de la mayor parte de la gama de modelos de Sellita, el SW 1000 no se basa en un calibre histórico de ETA, sino que es un desarrollo propio de la década de 2010. Debido a sus dimensiones compactas, está pensado como calibre para relojes de señora o de caballero con cajas perfiladas.

Con un diámetro de solo 20 mm, rebaja el Powermatic 80 o el 2824-2 de ETA en casi 6 mm, pero sigue siendo más grande que el SW 100, que mide 17.2 mm y es a su vez un clon del ETA 2671. Por otro lado, el SW 1000 es mucho más plano, ya que mide 3.9 mm frente a los 4.8 mm del SW 100. La propia Sellita describe el SW 1000 como un «pequeño homólogo del SW 300», el ejemplar de la ETA 2892-A2. Así, el SW 100 y el SW 1000 se encuentran más o menos en la misma relación que el 2824-2 y el 2892-A2: el primero se considera barato y fiable, el segundo de mayor calidad y especialmente plano.

Un Tag Heuer con el movimiento SW 1000 de Sellita.

El cliente más importante es probablemente la marca Tag Heuer, donde el SW 1000 figura como Calibre 9 y alimenta relojes automáticos de señora.


Sobre el autor

Tim Breining

Mi interés en los relojes empezó alrededor de 2014, cuando aún estaba estudiando ingeniería. Mi curiosidad inicial se transformó pronto en pasión. Puesto que la sede …

Ir al autor

Últimos artículos

Sellita-Magazin-2-1
08/08/2022
Relojes y técnica
 5 minutos

Sellita vs. ETA: innovaciones, calidad e historia común

De Chrono24
Sellita-Magazin-2-1
04/08/2022
Relojes y técnica
 2 minutos

Sellita: movimientos de relojes hechos en Suiza

De Thomas Hendricks
B_2_1
19/07/2022
Relojes y técnica
 9 minutos

Escapes innovadores: la tecnología de microsistemas y el silicio

De Tim Breining

Destacados

Patek-Philippe-Nautilus-2-1
Audemars Piguet
 7 minutos

5 relojes en los que invertir en 2022

De Jorg Weppelink
5-Rolex-Invest-2-1
Rolex
 6 minutos

Las 5 mejores inversiones potenciales de Rolex en 2022

De Jorg Weppelink
ETA-Republish-Magazin-2-1
Relojes y técnica
 7 minutos

Movimientos ETA: ¿tecnología precisa y fiable o producción en masa sin personalidad?

De Robert-Jan Broer
Patek-Philippe-Nautilus-2-1
Audemars Piguet
 7 minutos

5 relojes en los que invertir en 2022

De Jorg Weppelink