22/09/2022
 3 minutos

El Museo Seiko de Tokio: el paraíso de TODO aficionado a los relojes

De Thomas Hendricks
Seiko-Museum-Magazin-2-1
En nuestro canal de YouTube encontrará más reseñas, tutoriales, charlas y entrevistas sobre relojes de lujo

Si es un amante de los relojes y tiene la suerte de encontrarse en Tokio, debe visitar el Museo Seiko de Ginza. Ya hemos regresado de nuestra aventura por el Este, y fue un viaje fantástico, con un montón de comida increíble, gente realmente amable, y nuestro equipo incluso apareció en un programa de televisión japonés, pero esa es otra historia. Hoy quiero hablarle de una de las cosas más geniales y más cargada de contenido relojero que hicimos durante nuestra estancia en Tokio: visitar el Museo Seiko. 

El Museo Seiko es un edificio de varias plantas que recorre la polifacética historia del gigante relojero desde su fundación hasta el presente. Al estar situado en el barrio de Ginza, en Tokio, está muy cerca de la tienda insignia de Seiko y de sus otras boutiques, lo que facilita divertirse mucho en una tarde.

El Museo Seiko: relojes de bolsillo fundidos

Lo primero que me llamó la atención fue la masa de relojes de bolsillo fundidos que parecen una escultura de Giacometti. Son de 1923, y fueron recuperados de la fábrica de Seikosha tras el Gran Terremoto de Kantō. Los terremotos no son infrecuentes en Japón, y el hecho de que hayan bautizado a este como «grande» demuestra la magnitud de los daños que causó.

Los relojes de bolsillo pertenecían a clientes que los habían enviado al taller de reparación de Kintarō Hattori, el fundador del concesionario de relojes K. Hattori & Co. y de Seikosha, que más tarde se convertiría en Seiko. Kintarō se ganó la confianza y el respeto al sustituir cada reloj de bolsillo dañado por una nueva versión. Un mes después, K. Hattori & Co. reanudó su negocio de venta de relojes al por mayor, y Kintarō puso en marcha una instalación temporal para fabricar los relojes Seikosha. Aproximadamente un año después, con las instalaciones a pleno rendimiento, y con cierta prensa positiva en torno a la empresa, Kintarō lanzó el primer reloj de pulsera con el nombre de Seiko.

Toda buena historia tiene sus altibajos. Este amasijo de metal fundido representa cómo Seiko resurgió literalmente de sus cenizas para convertirse en la marca potente que es hoy.

Piezas originales recuperadas de la fábrica de Seikosha tras el gran terremoto de Kantō.

Wadokei para el horario estacional

A veces damos por sentado lo ordenado que es nuestro sistema de calendario con sus intervalos regulares de segundos, minutos, horas y días. Japón tardó bastante en adoptar un sistema fijo de 24 horas, y el Museo Seiko cuenta con una interesante colección de relojes que funcionan con el sistema horario estacional japonés.

Durante el periodo Edo, antes de que Japón adoptara un sistema de calendario gregoriano en 1873, confiaban en los wadokei, relojes tradicionales japoneses que funcionaban con un sistema horario estacional. Gran parte de la mecánica de estos procedía de Europa, pero la forma en que mostraban la hora era muy japonesa, y muy complicada.

Según el sistema estacional, había seis unidades de tiempo para el día y seis para la noche. Cada unidad se conocía como toki. Debido a los cambios de estación, la duración de cada toki cambiaba siempre, al igual que la duración de cada día y noche. Y, como cualquier aficionado al Grand Seiko sabe, Japón tiene muchas estaciones (24 para ser exactos). Así que los propietarios de estos relojes wadokei tenían que ajustar constantemente la velocidad de funcionamiento y la posición de las agujas en la esfera. Piénselo: aquí estamos, quejándonos a veces de tener que dar cuerda a un reloj manual por la mañana. 

¿Este reloj wadokei es una máquina?

Seikos vintage ochenteros

No olvidemos los modelos vintage ochenteros que se exponen en la planta superior del Museo Seiko. Aquí encontrará un buffet de coloridos cronógrafos, y el cronógrafo cinético que le encanta a Jay Leno con sus cuatro esferas separadas. Verá relojes de personajes de Godzilla y Ultraman, junto con el reloj Seiko TV de 1982 que permitía a los usuarios ver la televisión (o algo así) en la pequeña pantalla de su muñeca. No se trata de una tecnología que realmente se haya puesto de moda, lo que hace que sea aún más divertido cuando se mira como una cápsula del tiempo de los años 80.

También verá muchos relojes que ejemplifican la «Gramática del Diseño» de Taro Tanaka, que prioriza los ángulos agudos y los elementos de diseño limpios. Lo que personalmente me hizo desaparecer en el laberinto Seiko fueron los extraños relojes que rompen todas estas reglas y se divierten haciéndolo. 


Sobre el autor

Thomas Hendricks

No crecí siendo un entusiasta de los relojes, pero tras graduarme en la universidad empecé a trabajar para Watchonista como redactor. "Bienvenido al mundo de los relojes", me dijeron mis compañeros, "Nadie sale de este mundo". Ahora, en Chrono24, trabajo como asesor de clientes y les ayudo a encontrar el reloj perfecto para los eventos más importantes de sus vidas.

Ir al autor

Últimos artículos

OFP-82-King-Seiko-2-1
24/06/2022
Seiko
 4 minutos

El Seiko que se haría rey

De Troy Barmore
Seiko-Special-2-1-2
21/04/2022
Seiko
 5 minutos

¿Por qué Seiko es tan especial?

De Jorg Weppelink
W&W-Grand-Seiko-Magazin-2-1
01/04/2022
Seiko
 3 minutos

¿Acaba de ganar Grand Seiko la Watches & Wonders?

De Troy Barmore

Destacados

Patek-Philippe-Nautilus-2-1
Audemars Piguet
 7 minutos

5 relojes en los que invertir en 2022

De Jorg Weppelink
5-Rolex-Invest-2-1
Rolex
 6 minutos

Las 5 mejores inversiones potenciales de Rolex en 2022

De Jorg Weppelink
ETA-Republish-Magazin-2-1
Relojes y técnica
 7 minutos

Movimientos ETA: ¿tecnología precisa y fiable o producción en masa sin personalidad?

De Robert-Jan Broer
Patek-Philippe-Nautilus-2-1
Audemars Piguet
 7 minutos

5 relojes en los que invertir en 2022

De Jorg Weppelink