20/02/2023
 8 minutos

Coleccionismo: ¿debe ser su siguiente reloj de lujo más caro que el último?

De Chrono24
Rolex-Datejust-and-Daytona-2-1

Ya se trate del trabajo, la casa, el coche o las vacaciones, para algunas personas, todo tiene que ir a más. Su filosofía de vida es: «más grande, más rápido, más lejos y más caro que antes». Es la creencia en el crecimiento económico individual perpetuo y la esperanza de conseguirlo. Y, por supuesto, esta motivación por alcanzar el siguiente escalón del éxito también pasa por nuestras aficiones.

Si está leyendo este artículo, es muy probable que tenga un gran interés por los relojes de lujo. Seguramente posea usted al menos un reloj caro, quizá varios, o puede que incluso sea un coleccionista de relojes de lujo de alta gama. Según los datos de Chrono24, por cierto, el 95 % de los compradores más activos de la plataforma son hombres, con una media de edad de 42 años.

¿Se identifica usted con el perfil descrito anteriormente? Y, cuando va a comprar su siguiente reloj, ¿aspira a hacerse con un modelo de lujo que supere a su predecesor o bien a nivel técnico o en cuestión de precio? Nuestros autores Sebastian Swart y Pascal Gehrlein nos presentan sus distintas perspectivas al respecto. ¿Qué opina usted?

Sebastian Swart
Sebastian Swart

Sebastian: «Es importante disfrutar con los relojes»

Cuando comencé a interesarme seriamente por los relojes de pulsera hace unos 30 años, todavía era un novato horológico. Unos años más adelante, mi camino me llevó hacia los cronógrafos de cuarzo de hermoso diseño, principalmente los de Junghans. Por unos precio de solo uno pocos cientos de marcos alemanes, se adaptaban perfectamente a mi presupuesto, contaban con un buen acabado y quedaban elegantes.

En algún momento, me atrapó la fascinación por los relojes mecánicos, con lo que se abrió todo un nuevo mundo ante mí. Mi primer reloj con movimiento automático fue un Vostok Amphibia de producción rusa que adquirí en un mercadillo por unos 35 marcos. Por un ínfimo precio, tenía en mis manos un reloj con un buen acabado, pero que era increíblemente impreciso. Así que mi siguiente reloj mecánico tenía que ser de mejor calidad y, desde luego, más caro.

Los años o, más bien, las décadas siguientes fueron una montaña rusa de marcas de relojes de todo tipo y de fabricantes que consideraban serlo. Entre ellos había modelos de micromarcas «suizas» que vendían directamente diseños de relojes de buceo copiados miles de veces. Si se elige al fabricante adecuado, se puede obtener un reloj con un acabado de gran calidad por solo unos pocos cientos de euros. Y además con la etiqueta «Swiss Made». En realidad no hace falta nada más. ¿O sí?

A los fabricantes suizos poco conocidos, como Epos o Titoni, que cuentan con relojes realmente buenos, les siguieron las marcas conocidas por todos, como TAG Heuer, Longines y Tudor. Estas últimas ofrecen una calidad excelente a precios que todavía no nos hacen sudar. En cuanto a acabados y a la tecnología, las diferencias respecto a la categoría de precios anterior se volvieron cada vez más pequeñas, si es que se podían apreciar siquiera a simple vista. No obstante, en aquel momento todos los fabricantes mencionados equipaban a sus modelos con calibres de ETA.

Después me empecé a sentir atraído por los relojes de manufactura. El siguiente escalón fue un Omega Speedmaster Broad Arrow con el calibre de cuerda manual 1861. Este pasó a ser mi reloj más caro y me acompañó durante varios años. Lo que todavía me faltaba era la célebre marca de la corona: Rolex. Los relojes GMT siempre me habían resultado atractivos, pero los precios del GMT-Master II ya me parecían exagerados hace 10 años. Así que me decidí por el Rolex Explorer II ref. 16570, de manera que, de pronto, el Speedmaster pasó a ser solamente mi segundo reloj más caro. Además, el diseño del Sub siempre me había gustado, por lo que al Explorer y el Speedy también llegó a hacerles compañía un Rolex Sea-Dweller 16600. El camino que me llevó desde el Vostok Amphibia inicial de 35 marcos alemanes hasta este trío, pasando por todos los demás relojes de marca de mi colección, fue largo.

Para muchos, el resultado de este viaje quizá parezca mundano, pero para mí ya representaba una meta. ¿Por qué? Había reunido los relojes de mis sueños, pero al compararlos directamente con los modelos mucho más baratos de otras marcas, la relación calidad-precio de ambos Rolex me parecía casi obscena. Y esto fue hace unos 8 años.

Por eso, mis siguientes compras fueron «bajadas de categoría». A mis manos llegaron tanto el TAG Heuer Autavia presentado en 2018 como un Tudor Black Bay 58, ambos con calibre de manufactura. Revendí los dos relojes de Rolex y, por el momento, conservé el Speedy. Tras esta pequeña incursión por el universo de Rolex y constatar que no es tan fiero el león como lo pintan, a día de hoy prefiero seguir disfrutando de marcas de menor tamaño, e incluso micromarcas como Yema, Nivada y Christopher Ward. Aunque en estos casos a veces hay que renunciar a los calibres de manufactura, estos relojes son muy interesantes, independientemente de su estatus de culto o precio. Así que no siempre tiene que ir todo a más; también hay muchas cosas bonitas que descubrir a ambos lados de nuestra meta.

«Un reloj de lujo más caro no siempre es mejor»

Al hablar de artículos de lujo, se suele esperar que, cuanto más alto sea el precio, mayor sea el grado de fabricación propia y más elevados los estándares técnicos. Y por lo general es así. Pero hay que tener en cuenta que el último 10 % de diferencia cualitativa supone un coste un 100 % mayor para el comprador. En algunos casos, sin embargo, se abandona este principio y uno acaba pagando más por un reloj de la misma o peor calidad que por otro modelo de una marca menos conocida pero de calidad superior.

Rolex Cosmograph Daytona Ref. 116520 – beliebter Chronograph mit großem Preisschild
El Rolex Cosmograph Daytona ref. 116520 es un cronógrafo popular con un elevado precio.

Así que, sin duda, el hecho de que un cronógrafo sencillo como el Rolex Daytona ref. 116520 de acero inoxidable, con un precio de unos 33 000 €, sea casi 6000 € más caro que un Jaeger-LeCoultre Master Control Calendar ref. Q4132520 no se debe a la sofisticada tecnología del calibre ni al material. Este último reloj está elaborado con oro rosa y equipado con un calibre mucho más exclusivo, provisto de un indicador del día y la fecha, y fase lunar. He de admitir que el diseño de ambos relojes es muy diferente, pero si está dudando entre lo deportivo y lo elegante, con la compra de este JLC obtendrá un reloj mucho más refinado y exclusivo.

Jaeger-LeCoultre Master Control Calendar – trotz Komplikationen und Roségold günstiger als die Rolex Daytona 116520
A pesar de sus complicaciones y oro rosa, el Jaeger-LeCoultre Master Control Calendar es más barato que el Rolex Daytona 116520.

Otro buen ejemplo de que su próximo reloj bien podría ser más económico es Grand Seiko. Esta marca de relojes de lujo japonesa, que a menudo se equipara a Omega y Rolex, es muy popular y conocida por la altísima calidad de sus acabados y su enorme precisión. Pero, para muchos compradores de relojes, comparar estas tres marcas todavía parece impensable. Es común olvidarse de que los estándares de calidad de la manufactura japonesa están como mínimo a la misma altura que los de fabricantes como Rolex y Omega, y a veces incluso por encima. Un ejemplo de ello es la innovadora tecnología Spring Drive de los calibres de manufactura de Grand Seiko.

Steht buchstäblich hoch im Kurs – Rolex GMT-Master II Ref. 126710BLNR
El Rolex GMT-Master II ref. 126710BLNR es un reloj muy solicitado.

Si, por ejemplo, ya tiene en sus manos un Rolex Submariner ref. 124060, que en el momento de publicar este texto costaba unos 12 000 €, y quizá esté coqueteando con la idea de hacerse con un Rolex GMT-Master II ref. 126710BLNR, le recomiendo que eche un vistazo más allá del catálogo de Rolex. El Grand Seiko SBGE283, de la colección Evolution 9, no solo ofrece una calidad excelente y una «auténtica» función GMT, sino también varias prestaciones de las que carecen incluso los GMT-Master mucho más caros.

Grand Seiko SBGE283 – ausgefeilte Spring-Drive-Technik mit Gangreserveanzeige
El Grand Seiko SBGE283 incorpora la sofisticada tecnología Spring Drive con un indicador de la reserva de marcha.

Pascal: «¡Más rápido, más alto, más lejos!»

El que se contenta con algo, pierde. Esta es más o menos la idea con la que se suele describir a la sociedad actual. Esta mentalidad se critica a menudo, y con razón. Pero yo creo que un coleccionista de relojes debería (¡no, incluso debe!) aspirar a dar un paso al frente con su próxima adquisición. Sin embargo, antes de que me lluevan las críticas: por supuesto, solo un porcentaje muy restringido de la población dispone de un presupuesto ilimitado, y hay muchas cosas más necesarias en la vida que un reloj de lujo. Pero hablo de las personas que ya se encuentran en la afortunada posición de poder adquirir un reloj de lujo. Y no siempre tiene que tratarse de un presupuesto determinado, sino del ascenso y el progreso que debe llevar consigo el siguiente reloj.

Para seguir evolucionando profesionalmente o como persona, es necesario salir de nuestra zona de confort y expandirse, por así decirlo. Esto no implica dejar de valorar el status quo, la colección de relojes actual o nuestro reloj favorito. Para crecer como coleccionista de relojes, no obstante, también es necesario aspirar a lo que en un principio parece imposible. Esto conlleva los beneficios de moverse por tierras inexploradas, leer, informarse e intercambiar conocimientos, así como de descubrir nuevas marcas y tecnología. Uno se mantiene al día, cautivado y emocionado. Este entusiasmo es importante para seguir disfrutando a largo plazo de la costosa afición a los relojes de lujo. Para mí, en cualquier caso, es esencial.

Rolex Datejust 36 mm, ref. 126200
Rolex Datejust 36 mm ref. 126200

¿Quiere un ejemplo? ¡Por supuesto! Durante mucho tiempo, me di por satisfecho con mi Rolex Datejust. No es mi intención sonar arrogante. Lo que quiero decir es que para mí es, sencillamente, el reloj perfecto. ¿Qué más se puede pedir? Ahora se puede ampliar la colección y comprar más relojes en ese rango de precios. Otro Datejust, un Omega Aqua Terra, un Cartier Santos… O podemos ponernos de puntillas y escrutar lo que hay más allá del horizonte conocido hasta ahora. ¿Qué más vemos? ¿Cuál sería el próximo paso? ¿Y el siguiente? ¿A dónde me gustaría ir con mi colección? Esto nos motiva sin menospreciar los relojes que ya poseemos. A mí me gusta expandir mi colección profundizando en ella, en vez de ampliándola. A medida que aumenta nuestra experiencia, también podemos hacernos con modelos de mayor calidad o complejidad. Y con complejidad quiero decir tecnología, conocimientos especializados que uno debe tener para la compra, materiales más sofisticados o un reloj de mayor rareza. Esto suele ir de la mano de unos precios más elevados.

A.Lange und Söhne Zeitwerk
A. Lange und Söhne Zeitwerk

Por ese motivo, últimamente he estado estudiando a A. Lange und Söhne, por ejemplo. Es una marca que me fascina, a pesar de que no espero tener en mis manos uno de sus modelos antes de cumplir los 50 años. Al haber estado profundizando en la complejidad técnica del mecanismo de retención del Zeitwerk y el nivel de producción propia de A. Lange und Söhne, tengo una idea clara sobre la dirección que deseo tomar con mi colección. Gracias a ello, puedo evitar hacer compras «innecesarias» o inadecuadas por el camino. ¿Y si nunca alcanzo mi objetivo o cambio de idea? Pues al menos habré aprendido más sobre otras marcas y modelos. Para mí, soñar con un reloj todavía inalcanzable es una motivación enorme que me permite acumular mucha experiencia y conocimientos por el camino. Por ello, creo que debemos tener como objetivo que el próximo reloj sea de un nivel superior.


Sobre el autor

Chrono24

El equipo detrás de la revista de Chrono24 está compuesto por empleados de Chrono24, escritores autónomos y autores invitados. Todos estos tienen algo en común: …

Ir al autor

Últimos artículos

One-Brand-Laurent-Ferrier-2-1
19/06/2024
Lifestyle
 4 minutos

Compañeros para toda la vida: ¿qué marca de relojes elegiría?

De Kristian Haagen
Omega-Seamaster-2-1
07/06/2024
Lifestyle
 5 minutos

Relojes de verano: 4 estilos para contextos diferentes

De Annika Murr

Destacados