12/07/2023
 10 minutos

Citizen vs. Seiko: comparación de movimientos mecánicos

De Tim Breining
Seiko-2-1

Seiko, Citizen y Casio son gigantes superlativos de la relojería japonesa. Las tres empresas son conglomerados internacionales con ventas multimillonarias, en las cuales los relojes de cuarzo son los responsables de la mayor parte de esos ingresos y de la mayoría de las ventas individuales.

A diferencia de Casio, Seiko y Citizen también fabrican movimientos mecánicos y relojes, con ese tipo de tecnología, en cantidades muy grandes. Los amantes de la relojería consideran que Seiko es un excelente fabricante de relojes mecánicos en todos los segmentos de precios, sobre todo gracias al considerable crecimiento de la popularidad de la marca de gama alta Grand Seiko.

Citizen, por su parte, es famosa por su tecnología solar Eco-Drive. En el segmento de los relojes mecánicos, la marca se considera principalmente una marca de entrada para relojes de buceo asequibles con movimientos automáticos sencillos pero fiables. Por otro lado, Miyota, la filial de Citizen que se dedica a desarrollar calibres, juega un rol importante proveyendo de movimientos a otras marcas de relojes que los necesitan. Su catálogo abarca desde movimientos minimalistas para iniciarse hasta diseños contemporáneos con complicaciones. Su catálogo tiene todo lo que una marca relojera de tamaño medio, o una nueva empresa que quiera abrirse camino, pueda necesitar para impulsar sus relojes.

Tanto Seiko como Citizen destacan con su amplia gama de modelos sólidos para todos los presupuestos.

Citizen apenas goza de renombre internacional por sus relojes y movimientos mecánicos de gama alta. No obstante, Citizen quiere superarse, como demuestran las nuevas presentaciones y estrategias que ha tomado en los últimos años. En cuanto al nivel de precios, incluso se han aventurado en los dominios de Grand Seiko. Y no solo esto, en el segmento de precio medio, que Citizen había descuidado de manera clara hasta hace poco en el ámbito de los relojes mecánicos, ahora también dispone de alguna que otra colección.

Pasemos a ahora a ver lo que hay detrás de los modelos mecánicos asequibles y de lujo de Citizen, y comparémoslos con la competencia, Seiko.

Citizen vs. Seiko: la gama básica

Citizen Miyota ofrece los movimientos mecánicos más baratos para terceros, si no se tiene en cuenta a los proveedores chinos, que aún no gozan de gran aceptación. Incluso los consumidores finales pueden adquirir un movimiento de la familia de calibres 82XX de Miyota por menos de 40 euros a través de los portales de internet más importantes. Precisamente esta familia de calibres de movimientos automáticos sencillos es la que surte a numerosos relojes de otros fabricantes en el segmento inferior de precios de tres dígitos.

Los representantes más comunes de este tipo de movimientos de los años 70 son el 8215 y el 821A. Debido a su antigüedad, los movimientos no solo son humildes en términos de rendimiento, sino que, debido a su introducción mucho antes de la era de los fondos de cristal, no son precisamente bonitos. El 821A presenta un acabado rudimentario y un rotor esqueletizado unidireccional. El 8215, con su aspecto rústico, está más enfocado a relojes con fondo de caja de acero.

Miyota-Werk der Kaliberfamilie 82XX, hier in einer Uhr von Laco
Movimiento Miyota de la familia de calibres 82XX, aquí en un reloj de Laco.

En una época en la que se pueden comprar relojes con una reserva de marcha de 80 horas y certificado de cronómetro por menos de 1000 euros, los calibres 82XX, con sus 42 horas de reserva de marcha y una precisión de -20 a +40 segundos (según el fabricante), no generan mucho entusiasmo. Sin embargo, esto no parece haber tenido ningún impacto en la popularidad de estos movimientos increíblemente asequibles, al menos no hasta los años 2018 y 2019: fue entonces cuando Miyota eliminó lo que probablemente era el mayor defecto del calibre, la ausencia del mecanismo de parada del segundero. Tenga en cuenta que Patek Philippe solo logró esta hazaña en 2019 con el movimiento de tres agujas de su caro Nautilus. Y, además, a diferencia de sus homólogos ginebrinos, los precios de Citizen Miyota siguieron siendo tan baratos como de costumbre, por lo que el movimiento no solo es utilizado por otras marcas, sino también en relojes populares fabricados por Citizen.

El último golpe de efecto de Citizen ha sido el modelo Tsuyosa, que, gracias a su calibre básico, puede adquirirse por poco más de 200 euros y está considerado uno de los relojes económicos. Su parecido con modelos emblemáticos de Rolex, como el Oysterquartz, hacen de este reloj uno de los más atractivos del mercado.

Citizen Tsuyosa
Citizen Tsuyosa

Con el Miyota 8315, existe incluso una versión con una reserva de marcha de 60 horas, algo único en esta categoría de precio. Esta variante aún no está muy extendida, pero cabe suponer que podría convertirse en el nuevo estándar.

En el segmento de relojes más básico, Seiko suministra movimientos Seiko a otras marcas a través de la empresa TMI, pero también a través de la filial Orient, que en 2017 se fusionó con Seiko Epson. El producto más popular es el NH35, que funciona en los relojes propios de Seiko con la denominación 4R35 y, curiosamente, suele ser más barato en los relojes de otras marcas que en los de la marca propia. Las especificaciones son similares a las de la competencia, con una reserva de marcha de 41 horas y mecanismo de parada del segundero.

Visualmente, el NH35 o 4r35 son un poco más atractivos, y están equipados con el típico rotor de cuerda bidireccional Magic Lever de Seiko. Se utiliza desde 2010 y sustituye a la anticuada generación de movimientos 7S, que, además de carecer de mecanismo de parada del segundero, no permitía la cuerda manual. Este tipo de movimientos aún se pueden encontrar en los antiguos modelos Seiko 5. Después de una larga pausa, solo se pueden poner en marcha y dar cuerda agitándolos enérgicamente.

Seiko NH35 für externe Kunden, baugleich mit dem Seiko 4R35
Seiko NH35 para clientes externos, idéntico en construcción al Seiko 4R35.

Como era de esperar, los dos competidores están a la par en este segmento de precios. Desde más o menos 2018, los calibres de entrada de Citizen y Seiko no han omitido ninguna función esencial, sin ofrecer otra cosa que relojes funcionales y fiables con un nivel técnico aceptable. Solo el 8315 de Miyota destaca por encima de la media gracias a su reserva de marcha.

Citizen vs. Seiko: la gama media

Aunque Seiko ha sido capaz de establecer marcas fuertes en todas las gamas de precios, el desarrollo de los movimientos se ha concentrado claramente en Grand Seiko. Los calibres de sus marcas en las categorías de precios más bajos han sido en su mayoría concienzudamente mejorados, pero se echa en falta un auténtico nuevo diseño. Esto a menudo provoca críticas entre los fans de la marca, ya que los modelos Seiko de varios miles de euros a veces se entregan con los mismos movimientos que también se pueden encontrar en los modelos básicos, o simplemente ligeramente modificados. Los modelos Seiko del segmento de precio medio, que aparecen bajo las marcas Prospex y Presage, son los que más sufren esta situación.

Citizen, por su parte, es conocida desde hace tiempo fuera de Japón, al menos en lo que a relojes mecánicos se refiere, por poco más que sus relojes de buceo de bajo precio. Aunque Citizen lleva pocos años preparándose para ofrecer productos en el rango medio y alto del mercado internacional con relojes automáticos, el fabricante de movimientos Miyota sentó las bases de lo que vemos hoy en día allá por 2010.

Con la introducción de la generación de calibres 9000 en 2010, Citizen introdujo movimientos automáticos contemporáneos y de aspecto mucho más bonito, que desde entonces han sido muy populares entre terceras marcas y micromarcas. A ello contribuyó sin duda el hecho de que las dimensiones de algunos de estos calibres, como el Miyota 9015, se correspondan en gran medida con las del omnipresente ETA 2824-2. 2010 fue el año hasta el que el Grupo Swatch se vio obligado por las autoridades a seguir suministrando a la competencia. Ahora sabemos que, incluso después de eso, las entregas nunca se interrumpieron por completo. Pero el incierto periodo previo a la decisión final estimuló el desarrollo de sustitutos adecuados para los a menudo indispensables movimientos estándar del Grupo Swatch.

Kaliber Miyota 9075 mit True GMT-Funktion
Calibre Miyota 9075 con función True GMT

La reserva de marcha y la precisión son absolutamente estándar: 42 horas y de -10 a +30 segundos al día, respectivamente. El movimiento, que late a cuatro hercios, puede regularse de forma excelente y, según muchos usuarios, rinde mucho más de lo que se sugiere con la típica modestia japonesa.

Gracias a su atractivo aspecto y a su diseño propio, la generación de calibres 9000 se distingue notablemente de la envejecida generación 82XX.

Seiko, en cambio, en la gama media de movimientos no acaba de despegar. Mientras que los modelos de gama media a menudo tienen que conformarse con el mismo 4R35, que también late en modelos baratos con precios que apenas alcanzan los tres dígitos, la generación de calibres 6R suele encontrarse en los Seiko de precio algo más elevado.

Neuauflage der King Seiko mit Kaliber 6R31
Nueva edición del King Seiko con calibre 6R31

Cualquiera que tenga delante un reloj de estas características y esté familiarizado con los movimientos de gama básica de Seiko se dará cuenta rápidamente de que los movimientos parecen prácticamente idénticos. Esto no es casualidad, porque derivan de la misma construcción antigua. En lugar de diseñar una familia de movimientos de gama media completamente independiente, Seiko se centra más en mejorar algunos detalles. Por ejemplo, movimientos como el relativamente nuevo 6R31 destacan por utilizar los materiales SPRON, propiedad de Seiko, en el muelle real, lo que les ayuda a conseguir una reserva de marcha de 70 horas. Se utiliza, por ejemplo, en las nuevas ediciones del King Seiko. Esto también significa que se están pidiendo precios de casi 2000 euros por un reloj cuyo movimiento se puede encontrar en gran medida en relojes con precios de dos dígitos. Esto demuestra una gran carencia en la colección de calibres de Seiko. Incluso el cronógrafo con rueda de pilares 8R28 (que TMI vende a terceros como NE88), si se mira a través del fondo de la caja, guarda una enorme semejanza con un reloj de buceo Invicta con 4R35, ya que se trata de una construcción modular basada en el acreditado movimiento 6R.

Entre los movimientos disponibles de gama básica y media, por un lado, y los excepcionales movimientos Grand Seiko, por otro, existe una notable diferencia que empuja a los fans hacia las colecciones Prospex y Presage, más caras e inaccesibles económicamente.

Citizen Kaliber 0200 aus der Uhrenkollektion Series 8
Calibre 0200 de la colección Series 8 de Citizen

Citizen también podría enfrentarse a un problema similar. La Serie 8, que se presentó en 2021 y se sitúa justo por encima de la mayoría de los modelos Presage de Seiko, tiene un precio de unos 2000 euros. ¿Qué movimiento impulsa estos imprescindibles «relojes deportivos de acero con brazalete metálico integrado»? El 0950, un movimiento que, a primeras, se puede relacionar con la serie de calibres 9000. Su reserva de marcha aumentada a 50 horas sugiere que ha habido una mejora. No obstante, sigue planteándose la cuestión de si Citizen tendrá una gran aceptación entre los clientes, viendo que, como ya hemos dicho anteriormente, relojes mucho más baratos utilizan movimientos casi idénticos.

Citizen vs. Seiko: la gama alta

En el artículo se menciona varias veces el dominio de Grand Seiko sobre Citizen en el sector de la relojería de gama alta. Dependiendo del país en el que viva, es muy probable que los modelos Citizen correspondientes ni siquiera se vendan allí. Si se compara la popularidad y el volumen de ventas de los relojes mecánicos de alto precio de ambas marcas, la ventaja es claramente para Seiko y Grand Seiko respectivamente. Sin embargo, nuestro objetivo es comparar la tecnología de los movimientos y su rendimiento, no su éxito comercial.

En primer lugar, veamos con qué cartas juega Citizen. Incluso dos años después de su introducción, el calibre 0200 está poco extendido.

Se presentó junto con un nuevo reloj bajo la submarca «The Citizen», que muestra inequívocamente ciertos paralelismos con la exitosa combinación de Grand Seiko hizo entre cajas vanguardistas y magníficamente acabadas y esferas con texturas excepcionales. El movimiento 0200 representa el primer nuevo diseño mecánico completo de Citizen en la última década y juega en una liga diferente en relación con los conocidos superventas Miyota en términos de rendimiento y nivel de acabado.

The Citizen, angetrieben von Kaliber 0200
The Citizen, con calibre 0200.

En cuanto al acabado de la superficie, el movimiento es claramente más tradicional, al menos desde una perspectiva occidental. Esto se debe probablemente a La Joux-Perret, el especialista suizo en complicaciones y diseño de movimientos que forma parte de Citizen desde 2012 y ha aportado su experiencia en cortes clásicos y otras técnicas de acabado al desarrollo del 0200.

Una frecuencia del volante de cuatro hercios y una reserva de marcha de 60 horas son ahora la norma más que la excepción. Pero utilizando un escape fabricado mediante el proceso LIGA, una espiral de oscilación libre con tornillos de masa y el correspondiente ajuste, Citizen puede garantizar una desviación de la marcha de -3 o +5 segundos al día. Esto es mucho mejor que la norma de certificación de cronómetros y, curiosamente, más preciso que el buque insignia mecánico de Grand Seiko, el 9SA5.

Esto ya interpela al mayor «competidor» del 0200, su homólogo en la casa Grand Seiko, por así decirlo, aunque esta competencia sea comercialmente muy desigual. Visualmente, la nueva joya de Grand Seiko, el 9SA5, movimiento automático de tres agujas, está un paso por encima de la competencia. Pero, sobre todo, técnicamente, Grand Seiko se ha adentrado en una nueva dimensión sin precedentes: 80 horas de reserva de marcha a una fenomenal frecuencia de volante de diez hercios gracias a sus dos ruedas de escape altamente eficientes, que utiliza la tecnología MEMS para eliminar hasta la última pizca de masa inercial superflua de los componentes. Una nueva geometría de la curva final de la espiral (naturalmente) también de oscilación libre, dos barriletes y algunas características más convierten al 9SA5 en caballo ganador, al menos sobre el papel.

No obstante, hay que decir que Grand Seiko cobra unos 10 000 euros por los modelos más baratos con este movimiento, mientras que Citizen vende el 0200 por unos 6000 euros.

Grand Seiko 9SA5
Grand Seiko 9SA5

Queda por ver si Citizen logrará finalmente mantenerse frente a la abrumadora competencia en su propio país, incluso en el segmento de lujo. En comparación con los superventas de cuarzo con tecnología Eco Drive y los movimientos de cuarzo producidos de forma totalmente automática en cantidades inimaginables para terceros, los calibres mecánicos seguirán siendo siempre una nota a pie de página al margen de la actividad principal del grupo —sin caer en el olvido—.

Tanto Citizen como Seiko ofrecen atractivos calibres en los segmentos de precio medio y bajo: algunos de ellos son omnipresentes, otros son secretos poco conocidos y otros incluso exóticos. Quizá este artículo le anime a examinar más detenidamente lo que se ofrece en cuanto a técnica la próxima vez que adquiera un Seiko o un Citizen.


Sobre el autor

Tim Breining

Mi interés en los relojes empezó alrededor de 2014, cuando aún estaba estudiando ingeniería. Mi curiosidad inicial se transformó pronto en pasión. Puesto que la sede …

Ir al autor

Últimos artículos

5-favorite-Rolex-2-1
14/05/2024
 7 minutos

Mi top 5 de relojes Rolex

De Kristian Haagen

Destacados