3.903 relojes para "

Ulysse Nardin

"
1 - 30 de 3.903 resultados
Vista
Ordenar por

En Chrono24 encontrará en total 2.447 relojes nuevos Ulysse Nardin y 928 relojes Ulysse Nardin de segunda mano.

Ulysse Nardin: tradición desde 1846

Con una historia de más de 170 años, Ulysse Nardin es la casa relojera pionera en el desarrollo de la tecnología del silicio. Conocida por sus relojes con inusuales complicaciones, la marca suiza se caracteriza por marcar altos estándares de calidad.

Ulysse Nardin es una marca referente en el ámbito de la innovación relojera que se caracteriza por mantener altos estándares de calidad. Sobre todo los cronómetros marinos han sido las piezas que han contribuido al éxito y al prestigio de esta compañía que se distingue por utilizar un ancla como logotipo —una clara alusión a su vocación marinera—. Desde principios del siglo XXI, Ulysse Nardin reúne cuatro grandes colecciones en su catálogo: Marine, Functional, Exceptional y Classical. Como su nombre nos deja entrever, la colección Marine ofrece una amplia y exclusiva serie de relojes de buceo como el emblemático modelo Marine Diver, así como el Marine Chronometer inspirado en los relojes a bordo de los buques de guerra de tiempos pasados. Por otro lado, los relojes más funcionales y prácticos que incluyen un  calendario perpetuo, cronógrafo o GMT, se encuentran en la colección Functional. Los modelos más originales como el Freak, un reloj que dio mucho de qué hablar en el 2001 por su excentricidad, pertenecen a la colección Exceptional.
El modelo Freak ha sido uno de los primeros relojes en presentar componentes fabricados en silicio, uno de los materiales más innovadores del mercado. Ulysse Nardin, pionero en este ámbito, no solo se caracteriza por abanderar esta tecnología, sino que además ha logrado revolucionar el sector presentando un reloj que prescinde de la esfera, la corona y las agujas. Su particular construcción permite dar cuerda al reloj a través del fondo de la caja, ajustar la hora mediante el bisel, y el mismo movimiento asume la indicación de las horas. Estos relojes con esferas esqueletizadas se asemejan a algunos modelos de la casa Vacheron Constantin. Por otro lado, la colección Classical, ofrece relojes de líneas más sobrias fabricados en oro con correas de aligátor. Sin embargo, lo más destacado de esta serie son las versiones con esferas que presentan un alto grado de creatividad empleando técnicas de esmaltado como verdaderas obras de arte.

Ulysse Nardin en libro Guinness de los récords

Con su emblemática serie "Trilogy of Time" (trilogía del tiempo), Ulysse Nardin logró una mención en libro Guinness de los récords. Esta extraordinaria colección se compone de tres relojes conocidos como Astrolabium (1985), Planetarium Copernicus (1988) y Tellurium (1992). Para llevar a cabo los primero cálculos de los complicados movimientos a principios de los años ochenta, Ludwig Oechslin, un ingenioso científico, astrólogo y experto relojero, utilizó una calculadora de la firma «Texas Instruments». Oechlin realizó los cálculos del Astrolabium de manera tan exacta que este modelo pasó a convertirse en uno de los relojes más precisos con una desviación de un día cada 144 000 años. Asimismo, este reloj sumamente complicado indica la posición del sol, la luna y las estrellas, así como las fases lunares, y la puesta y salida del sol. Por lo tanto, no es de extrañarse que logrará una mención en el prestigioso libro de los récords.
La construcción del Planetarium no fue menos compleja. Además de indicar la hora, señala la posición de los plantas Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno respecto a la Tierra y el sol. Por otro lado, el Tellurium Johanness Kepler completa la trilogía con una visualización de las fases lunares, los eclipses solares, y la salida y puesta del sol y la luna. ¡Y esto no es todo! este extraordinario reloj de pulsera es capaz de indicar la rotación de la Tierra vista desde el Polo Norte. Un resorte flexible y arqueado permite identificar el Trópico de Cáncer y de Capricornio, e indica qué parte de la Tierra está iluminada por el sol.
La Trilogía del Tiempo permitió a Ulysse Nardin renacer y sobreponerse a la crisis del cuarzo. En 1983, la compañía estaba a punto de cerrar cuando llegó una nueva inversión por parte del empresario Rolf Schnyder, el músico Dieter Meier del grupo suizo Yello, y su hermano Balthasar Meier, quienes lograron rescatar la compañía, y permitieron a la marca reiniciar su carrera en el desarrollo y la fabricación de relojes innovadores de alta calidad.

1846 el inicio de una historia sin precedentes

En 1846, y con tan solo 23 años, el joven relojero Ulysse Nardin fundó la homónima compañía en la localidad de Le Locle, Suiza. Nardin empezó a aprender el oficio a través de su padre, el relojero Léonard-Frédéric Nardin. Sin embargo, el aprendizaje no satisfizo completamente las ansias de conocimiento del joven Ulysse, y continuó su formación al lado de William DuBois, un experto en la relojería de alta precisión. Tras la muerte de Ulysse Nardin en el año 1879 a la edad de 53 años, su hijo Paul-David Nardin se puso al frente de la compañía. Poco después, el gobierno federal se puso en contacto con la firma, y propuso a Nardin desarrollar un reloj de bolsillo excepcional para la Exposición Universal de Chicago en 1893. Junto con C. H. Jacot, la marca diseñó un reloj de bolsillo de 115 mm x 90 mm con una caja de oro rojo y plata elegantemente decorada y cuidada. En sí, la caja del reloj pesaba solo 463 g y necesitó de más de 1200 horas de trabajo para completar su magnífico diseño. Originalmente contaba con un movimiento de cronógrafo, sin embargo, a petición de su propietario, a partir de 1906, dotaron al calibre cronógrafo con una repetición de minutos. Esta extraordinaria pieza permaneció en paradero desconocido por más de cien años, hasta que volvió a resurgir en el año 1996 con motivo del 150 aniversario de la casa. Rolf Schnyder, el principal accionista en aquel entonces, adquirió el emblemático reloj en una subasta de la casa Antiquorum por 87 301 dólares.

Silicio y diamantes para el calibre

En 2001, Ulysse Nardin sorprendió a la alta relojería con el lanzamiento del modelo Freak. Este reloj no solo llamó la atención con una estética totalmente innovadora y original, sino que también despertó gran interés por incorporar diversos componentes fabricados en silicio. Un material que proporciona innumerables ventajas por sus propiedades antimagnética, así como por su alta resistencia a la corrosión que no requiere de una lubricación regular. Por lo tanto, los relojes con componentes de silicio requieren de poco mantenimiento.
Ulysse Nardin puso de manifiesto su vocación creativa e innovadora con el Marine Chronometer, cuyo escape de áncora del calibre UN-118 fabricado en DiamonSil fue la novedad del 2012. La casa relojera, en colaboración con la empresa Sigatec —que pertenece a Ulysse Nardin desde el 2006—, creó esta innovadora combinación de diamante y silicio. De esta manera, la marca se convirtió en una de las pocas empresas capaz de fabricar de forma independiente los componentes de silicio.
Los nombres detrás del desarrollo de esta extraordinaria tecnología fueron Ludwig Oechslin y Pierre Gygax, los jefes del departamento técnico de Ulysse Nardin. En abril de 2000, Gygax se puso en contacto con el Centro Suizo de Electrónica y Microtécnica (CSEM) de Neuchâtel, un centro que trabaja para la industria aeroespacial —entre otros—, para desarrollar nuevos materiales. En septiembre del mismo año, el CSEM suministró los primeros componentes de silicio al departamento de Gygax. Una producción que se caracterizó por seguir procesos de texturizado químico profundo que, a comparación con los métodos tradicionales, es capaz de suministrar componentes de microprecisión.
Con la investigación en el ámbito del silicio, Ulysse Nardin también exploró otros materiales como el diamante para componer un escape más duro y liso que permitiera mejorar el isocronismo. Pero desafortunadamente, el diamante natural resultó ser un material excesivamente caro con una estructura difícil de trabajar. Sin embargo la casa encontró en el diamante sintético la alternativa perfecta para sus investigaciones. A principios de 2002, Ulysse Nardin se dirigió a la joven empresa GFD Gesellschaft für Diamantprodukte mbH, una empresa líder en el campo de la microestructura de diamantes mediante el método de deposición química de vapor o CVD (Chemical Vapor Deposition) con sede en Ulm, Alemania, para desarrollar la tecnología que permitió crear diamantes artificiales capa por capa. De hecho, las mejoras realizadas en este proceso han permitido fabricar capas ultra finas de nanocristales de diamantes, de modo que los componentes de silicio recubiertos con este material presentan las mismas características que los diamantes puros, y tienen la ventaja de ofrecer un precio mucho más asequible, adecuado para realizar producciones en serie.

Ulysse Nardin: la innovación del arte relojero

Desde su fundación, Ulysse Nardin ha demostrado una clara vocación por la innovación. La alta calidad es el valor que le ha otorgado el éxito en la fabricación de piezas de alta precisión y el desarrollo de relojes con un alto grado de complejidad. Sus icónicos cronómetros marinos han acompañado a numerosas flotas marinas en todo el mundo. Entre la década de los ochenta y los noventa, relojes como el Astrolabium, el Planetarium y el Tellurium volvieron a impulsar el prestigio de la marca. Y, desde principios del siglo XXI, la firma suiza se ha convertido en la marca pionera en el ámbito de la tecnología del silicio. Con sus componentes antimagnéticos que no necesitan lubricación, Ulysse Nardin ha revolucionado el uso de nuevos materiales en la relojería.

Principales modelos de Ulysse Nardin
Marine Chronometer | Marine Diver | Dual Time | Freak | Classico | Freak Cruiser