Iniciar sesiónIniciar sesión

Relojes como inversión

Audemars Piguet Royal Oak Jumbo

Compramos relojes por diversos motivos. La mejor razón sería que quieras tener un buen reloj, y te hagas con uno que dure toda la vida. Tal vez incluso estés ya pensando en pasárselo a la siguiente generación, cuando llegue el momento. La peor razón -en mi opinión- sería comprar un reloj únicamente para que los demás sepan que llevas en la muñeca una objeto de lujo.

También hay personas que compran relojes como inversión. No se trata de una inversión como la compra de acciones o inmuebles, sino la adquisición de un reloj que probablemente aumente de valor con el tiempo, o al menos lo mantenga tras la compra. En este artículo podría simplificarlo todo y resumir la compra de relojes como inversión señalando con el dedo casi cualquier Rolex deportivo de acero inoxidable que haya en el mercado. Sin embargo, sería interesante profundizar un poco más y ver si hay algún patrón detrás de los relojes que han demostrado ser una sólida inversión.

Ni siquiera con Rolex es ya tan fácil. El Rolex Explorer II original y el Rolex Daytona con referencia de cuatro dígitos, por ejemplo, fueron difíciles de vender cuando llegaron al mercado. Tampoco el Milgauss original consiguió venderse demasiado bien. Pero si usted quisiera comprar ahora uno de estos relojes, tendría que hacer una inversión significativa. Sin embargo, ¿pasará lo mismo con las versiones actuales de Milgauss y Explorer II? La demanda del Daytona siempre ha sido alta, y uno no se puede equivocar con este reloj, pero ¿aumentará tanto el valor de un modelo moderno del Rolex Daytona como sucedió con los modelos tradicionales (<1988)?

Para evitar malentendidos, vamos a dividir los relojes que tienen una buena oportunidad en de revalorizarse con el tiempo en unas pocas categorías.

Nuevos Relojes:

Esta es quizás la categoría en la que resulta más difícil predecir quiénes serán los ganadores. Sin embargo, como he escrito anteriormente, un Rolex deportivo de acero inoxidable, como el Submariner o el Daytona son propensos a ganar en valor, ya que los incrementos anuales en los precios de catálogo son bastante altos (y el incremento de valor en ejemplares seminuevos, también). Así que, después de perder un poco de valor en un primer momento, tras un par de años, la venta de uno de estos relojes le reportará, al menos, su inversión inicial. Otras marcas no tienen el mismo estatus que Rolex, para ser honestos, por lo que debe ir de marca en marca y modelo a modelo para descubrir los que mantendrán su valor anterior o lo incrementarán. Eche un buen vistazo a los precios de catálogo de los últimos años para ver cuáles aumentaron y si también aumentaron los precios de los ejemplares usados. También puede revisar la siguiente categoría.

Relojes icónicos:

Tanto si son relojes nuevos como usados, los que entran en la categoría de ser un icono (o reloj de culto) tienen más probabilidades de mantener su valor y tal vez incluso de aumentarlo con el tiempo. Un buen ejemplo, más allá de los Rolex, es el Patek Philippe Nautilus -ya sea el original 3700/1A o el moderno 5711/1A- ya que es improbable que este reloj se encuentre en stock en un distribuidor, y debe pedirse individualmente.

Un Audemars Piguet Royal Oak (15202 o uno de sus predecesores) de acero inoxidable también podría ser una buena elección, pero solo como reloj de segunda mano, ya que la lista de precios es relativamente alta y debe haber un poco de diferencia entre el valor de mercado y el precio en el catálogo. Sin embargo, si se compra por el precio correcto, este es también una buena inversión. El Patek Philippe Calatrava es otro ejemplo de un reloj que aumenta lentamente a su valor si se compra nuevo por un buen precio.

Ediciones limitadas:

Una gran cantidad de marcas crean ediciones limitadas. En realidad, hay un elevado número de marcas que parecen tener más modelos de edición limitada en su colección que modelos de producción regular. Preste atención a esta técnica de venta. Además, trate de realizar un seguimiento de algunos modelos que fueron creados en el pasado como edición limitada, y compare su precio de catálogo con el valor comercial actual. Algunas ediciones limitadas interesantes y asequibles son las ediciones Omega Speedmaster Professional Apollo XI que se producen cada 5 años. Trate de obtener un Apollo XI de 2009 por menos del precio de venta en el momento de su llegada inicial al público o trate de encontrar un Apollo XI de este año con descuento. Un gran ejemplo de una edición limitada Speedmaster Professional es el modelo Snoopy Award. En los primeros años (2003 en adelante) se amontonaban en las tiendas, y, de repente, desaparecieron. A pesar de que el número de producción fue relativamente alto (5441 copias), el reloj es difícil de conseguir y solo a un precio muy superior del que tuvo cuando salió al mercado.

Relojes de baja producción:

No hablo de la serie de producción limitada de 300 relojes Hublot o 30 relojes IWC, sino de relojes que tienen un número de producción realmente bajo, creados sobre todo por relojeros independientes. Relojes tal vez ni siquiera se hicieron en serie. Una vez que la producción de estos relojes se detiene, no se fabrican más. Cuando eso sucede, el coleccionista entra en juego para hacerse con estas joyas únicas. ¿Cuánto va a pagar por uno de estos modelos? Puesto que hay tan pocos de ellos, muchos incluso personalizados, el precio puede subir de una manera irracional. Mientras no haya una oferta real de estos relojes, los precios están sujetos a lo mucho que alguien quiera conseguir ese reloj. Una forma interesante de estimar un precio es buscar alguno de esos relojes en Chrono24 y ver si hay algún resultado. Si no hay ninguno, o solo uno o dos bajo la etiqueta de “Precio a convenir”, entonces usted podría estar tras la pista de algo interesante. Sin embargo, esta puede no ser la forma más segura de comprar un reloj como una inversión, ya que el público objetivo también es muy pequeño.

F. P. Journe Octa

F. P. Journe Octa, Imagen: Auctionata

Catalogado en: Highlights
Comentarios

No hay comentarios.

Escriba un comentario

No publicaremos su dirección de correo electrónico. Los campos obligatorios están marcados con un *

Artículos seleccionados

Seguir leyendo
Seguir leyendo