Iniciar sesiónIniciar sesión

Cronómetro: la importancia de la precisión en un reloj mecánico

30.11.2016 de
Omega Speedmaster 57 Co-Axial Chronograph, Image: Bexsonn
30.11.2016 de

 

Dicen que el tiempo no espera por nadie, pero hay una excepción a ese dicho; a veces el tiempo te espera en el fondo de una hermosa esfera de reloj. Desde hace décadas se entienden los relojes mecánicos como accesorios masculinos, llegando incluso hasta el punto en que ya no son un accesorio, sino un elemento de fijación, coleccionado por muchos. Sin embargo, aquellos que no entienden muy bien esta afición, o la encuentran digna de compasión, la podrían definir como otra obsesión extraña de las muchas que hay en el mundo. ¿Por qué? Bien, para ellos, y resulta comprensible, los relojes mecánicos no son tan accesibles como los relojes de cuarzo -aunque esto no siempre es cierto-. Pero existe también otra explicación: algunos consideran que los relojes mecánicos resultan solo interesantes por el hecho de que tienden a tener precios muy elevados, y, además, simplemente no son tan precisos como uno esperaría.

Desde los albores de los relojes, cada fabricante se ha esforzado enormemente por llegar a la perfección, con el objetivo último de alcanzar la mayor precisión posible. Pero mientras relojeros tratan de que sus relojes sean tan precisos como es posible, mediante el uso de un Witschi (un instrumento para probar la precisión de los movimientos mecánicos), todavía se detectan desviaciones diarias incluso en los últimos modelos. Además de los relojes convencionales, usted tiene los relojes mecánicos que ostentan lo que se llama un movimiento “certificado oficial de cronómetro”, que depende del Contrôle Officiel Suisse des Chronomètres o COSC para abreviar. ¿Qué significa esto exactamente? COSC (una organización sin ánimo de lucro) fue creada para probar la precisión de los movimientos y tener un cierto conjunto de reglas que deben ser respetadas a la hora de certificar cualquier movimiento del reloj mecánico fabricado o ensamblado en Suiza.

 

 
Sin embargo, no se equivoque, ya que incluso algunos movimientos realizados por los alemanes, los japoneses, e incluso los suizos, no han sido certificados, pero en realidad superan los requisitos COSC.

Cualquier marca puede presentar un movimiento sin caja que será puesto a prueba individualmente durante un período de quince días, en cinco posiciones diferentes, a tres temperaturas diferentes. Durante la duración de esta prueba no debe haber una desviación mayor de entre -4 y +6 segundos al día, aunque algunos pueden considerar esto incluso como demasiado impreciso. ¡Debemos recordar que hay 86.400 segundos en un día!

La desviación es tan pequeña que se podría comparar con navegar a vela de Londres a Nueva York y no completar el tramo completo por un par de centímetros. Múltiples relojeros a lo largo de los años han tratado de evitar tales desviaciones con invenciones pioneras como movimientos tourbillon e incluso, más recientemente, los movimientos coaxiales, pero el hecho es que todavía hay pérdidas o ganancias de segundos.

¿Así que la compra de un reloj de cuarzo es la respuesta? Lo cierto es que estos relojes también pueden ser certificados oficialmente como cronómetros y tienen regulaciones incluso más estrictas que las de un reloj mecánico. Así que la verdadera pregunta es ¿cuánto le importa a usted que el reloj sea un “cronómetro oficialmente certificado”? A mí, no mucho, pero creo que la grandeza de un reloj mecánico, con todos sus tornillos, barriles, y ruedas dentadas es sólo una manera mucho más elegante de mostrar la hora que un iPhone; por no hablar de que no requiere ningún cambio de batería o de carga.

 

Cronógrafo Chronoswiss Opus

Cronógrafo Chronoswiss Opus, Imagen: Auctionata

Artículos seleccionados

01.12.2016 de
Seguir leyendo
30.11.2016 de
Seguir leyendo